La semana pasada, después de muchos años, regresé a una cancha de fútbol. Estaba tan emocionado que había olvidado lo malo que soy para ese deporte. El balón pasaba de largo, regalé mil patadas al aire, chocaba contra otros jugadores. Mi ineptitud se notaba cada vez más pero el momento más notable fue cuando a la mitad del segundo tiempo, el balón llegó a mis pies a tres cuartos de cancha y sin marca alguna. Corrí hacia el arco y me quedé solo frente al arquero. Los contrarios gritaban: ¡agárrenlo que se va solo! pero una voz resaltó entre la multitud: “¡No se preocupen que se marca solo!”. Y eso pasó: boté el balón fuera de la cancha. Me frustré pero me alivié al mismo tiempo porque el error me regaló una epifanía. De alguna extraña manera entendí que la oposición ecuatoriana es similar a mí como futbolista, es una inepta que se “marca sola”, y que, sin importar los escándalos de corrupción o los errores en materia electoral del oficialismo (balón en el pie y con el arco libre de defensas), no encuentra la manera de capitalizarlos (de meter el gol) y con esto lograr una mejora en su carrera para llegar a Carondelet.

Las evidencias de esta ineptitud están en todos lados, como en los ataques que intercambian los candidatos Viteri y Lasso. Arremetidas que seguramente alegran a Lenin Moreno y que confirman la profecía de Rafael Correa que los candidatos de oposición pelean entre sí  por el segundo lugar. A esto debemos agregar lo patético que es observar a dos candidatos de “derecha” ponerse el disfraz de populistas y lanzar promesas demagógicas imposibles de cumplir debido a la situación lamentable de la economía ecuatoriana, como la creación de un millón de empleos nuevos o la gratuidad de la luz eléctrica para los pobres del Ecuador. Estas promesas muestran la incapacidad, torpeza y desesperación política de los dos principales contendientes del candidato del oficialismo. Pero en cierto grado es entendible la desesperación ¿quién no estaría ansioso? Imaginen estar en campaña desde el 2013, gastar mucho dinero y no ser capaz de superar el techo de 25% en los distintos sondeos electorales hechos en el país hasta el día de hoy.

PUBLICIDAD__________________________________________________________________________________________________________________________ _____________________________________________________________________________________________________________________________________

Este fenómeno de inercia electoral podría ser explicado, en palabras simples, por dos razones: Primero, por no haber entendido que si hubieran aplicado la fórmula mágica de unirse en vez de luchar cada uno por su lado (algo tan simple, que hasta Alvarito lo entiende) estarían bien adelante en los sondeos electorales. Y segundo, (y más importante) por la falta de propuestas constructivas encaminadas a un mejor futuro para el país por parte de los opositores. Ninguno promete un cambio para mejor. De hecho, todos dicen querer volver al Ecuador de hace diez años, un país en el que, pese a que no vivíamos en un régimen autoritario como el actual, estábamos en una situación quizás peor; atrapados bajo el poder de los grupos económicos, quienes hacían y deshacían la vida del ciudadano común. O sea, la promesa de la oposición es retornar a la plutocracia de los 80s y 90s, la cual llevó al deterioro económico que sirvió como caldo de cultivo para el leviatán del correísmo. Por lo tanto, se puede afirmar que la oposición está atrapada bajo el efecto Pigmalión, auto cumpliendo las profecías de Rafael Correa, de que lo que quieren es volver a un pasado de privilegios de los grupos de interés por sobre el bienestar de los más necesitados. E irónicamente, es justo esto lo que se sacan en cara los dos principales candidatos rivales al Gobierno, haciéndole nuevamente el juego a Correa. Para ejemplificarlo está  Viteri y su círculo quienes hace algunos días acusaron a Lasso de querer crear dos tipos de trabajadores y así eliminar todas las conquistas sociales de los trabajadores ecuatorianos en beneficio de las ganancias de sus amigos empresarios. Incluso, Viteri acusó a miembros de un grupo económico de conspirar en contra de su postulación en favor del candidato Lasso.

En conclusión, la oposición es una calamidad. Los correístas lógicamente estarán preguntándose ¿para qué esforzarse en combatir a la oposición si ellos se “marcan solos”?  Son tan desastrosos que ni los escándalos del gobierno los han favorecido en los sondeos electorales. En estos meses hemos tenido desde Ali-Baba y (en este caso) sus 80 ladrones en Petroecuador, la ley de plusvalía, los ataques a la banca, el país endeudándose vertiginosamente, las contradicciones entre instituciones del gobierno, la honorable dama embriagada que desea mostrar su poder  y muchos escándalos más. Pero después de esto no ha sucedido absolutamente nada. En los sondeos poco o nada han cambiado las preferencias por los candidatos de la oposición. De hecho, lo único que se observa es una caída en las preferencias por Lenin Moreno, pero no es algo por lo cual deberían auto congratularse los líderes opositores, pues este fenómeno es el resultado de la presencia de chimbadores (en especial el naranja pro régimen) a los cuales no vale la pena ni dedicarles una línea.

PUBLICIDAD__________________________________________________________________________________________________________________________ _____________________________________________________________________________________________________________________________________

Al ver los escándalos del gobierno en estos últimos tres meses, pienso que por la grave situación económica del país, el gobierno está auto-saboteándose para no estar al mando de un avión que está a punto de estrellarse. Si esto es verdad, la situación de la oposición sería aún más patética porque no sólo, en este mano a mano con el gobierno, están por enviar el balón afuera de la cancha, sino que aparentemente el mismísimo gobierno le estaría haciendo barra a la oposición para que le meta un gol y ni aún así pueden hacerlo. Todo este triste panorama puede explicar por qué la indecisión y la apatía con respecto a las elecciones son altas; es fácil asustarse y decepcionarse en este escenario. Un escenario sombrío donde lo único que nos queda claro es que el cambio que la ciudadanía aspira no llegará en estas elecciones, y consecuentemente nos tocará resignarnos a esperar unos dos, cuatro, ocho o doce años más para poder escapar de este régimen autoritario.

Ilustración de Paula de la Cruz.

  • Jose Moran

    1.- “..grave situación económica del país”, cuestión de perspectivas santiaguito; 2.-el hecho de que no apoyes ni a la oposición confirma mis sospechas de tu visión anarquico-narcisista del razón de ser de los gobiernos

    • FJGC

      Osea en resumen, LiberTARD detected.

  • sebitas

    “Son tan desastrosos que ni los escándalos del gobierno los han favorecido en los sondeos electorales.
    En estos meses hemos tenido desde…, la ley de plusvalía (???), los ataques a la banca (???),… Pero después de esto no ha sucedido absolutamente nada.” Que bueno que mezcles los verdaderos escándalos, todos reprochables, con los intereses de los grupos que proteges. Así queda mucho más claro cual es tu posición.

  • Fernando

    De acuerdo con todo menos en la parte de que con este gobierno no nos movemos al vaiven de los grupos de poder, solo cambiamos de dueños. Hay que ver como este gobierno consiente a Grupo Eljuri con sus restricciones para cerrar el mercado automotor y beneficiar sus negocios oligopolicos entre los que se halla el ensamblaje y distribucion de reconocidas marcas de autos (KIA y Hyundai)

    Igual sucede con los grupos Wright y Czarnisnki que se beneficiaron de ese cerrazon a la inversion (que no fue solo por ineptitud, tambien para satisfacer sus mezquinos intereses oligopolicos) y a pesar de vivir el mejor momento economico en la historia, no entra un tercer gran competidor de retail que fomente competencia (TIA no es su competencia directa, mucho menos Sta Maria) como Cencosud, Carrefour o Falabella como si sucede en paises como Colombia. Como antecedente y de seguro tu lo sabes, una de estas cadenas me parece que es Santa Isabel-Cencosud intento hace 20 años ingresar al país en una época de mucha más inestabilidad económica y política (sucre débil y cambios de gobierno) y se retiraron no porque el negocio no les haya sido rentable sino porque las mencionadas dos cadenas presionaron a sus proveedores para que no les vendan o les brinden una considerable ventaja de precios en una clara muestra de competencia desleal.

    Entonces si no invirtieron ahora que el ambiente político-económico estuvo y aún está mucho mejor que en esos tiempos es porque no existe la certeza que esa situación no se repita, a pesar de que existe la dichosa Super de Poder del Mercado que no toma medidas correctivas contra su alta concentración de mercado y porque se conoce en los corrillos que este gobierno manda en funcion de los intereses de los mencionados grupos que además viven en un mutis total sobre nuestra situacion.

    • Jose

      Hablando de supermercados, este gobierno también cerró la competencia estatal que aunque limitada todavía existía: los comisariatos militares y policiales a los que accedíamos todos.

      • FJGC

        ¿A los que accedíamos todos? Lo de “militar y policial” era por algo… capaz aprovechabas porque tenías un familiar en alguna de esas instituciones (como en mi caso), pero de allí es falso el que “todos” podían acceder. Y no hay nada que hacer, me parece bien que se haya eliminado esta prebenda innecesaria, para eso están las tiendas privadas.

        • Jose

          Supongamos que sea verdad lo que Ud. dice, entonces en vez de eliminar los comisariatos para favorecer al oligopolio de los Wright a quien Ud. parece defender entonces debián hacerlos accesibles a todos. Me parece contradictorio que Ud. que parece ser socialista defienda los oligopolios privados y a la vez no quiera la competencia ni estatal ni una eventual competencia de Walmart o de cualquiera.

          • FJGC

            Usted nuevamente con sus conceptos de que porque uno es socialista, no puede tener negocios o “defender” negocios que considero que benefician a nuestra sociedad. Los estados justamente no tienen porque estar vendiendo comida y yo creo de seguro que quieres que pase eso para que puedas quejarte: “Ya ven! Igualito que en Cuba! Comunismo!!! AHHHHH!!!” Supermaxi tiene bastante “competencia”, por ejemplo Mi Comisariato, Santa María, Magda, El Coral, Tía, etc, y sin olvidar las tiendas de los barrios que por lo menos en Quito, existen en cada esquina, y la mayoría no veo que esten quebrando. La gente tiene opción de donde escoger, y por último, prefiero gastar en empresas nacionales que en cualquier Gringa o Francesa que quisiera entrar. Como dice el Mashi… #MuchoMejorSiEsHechoEnEcuador en todos los sentidos.

          • Jose

            En primer lugar no soy dogmático, creo que un sistema de mercado es mucho mejor que haya más competencia, por tanto si una empresa estatal vende alimentos y lo hace bien y sin corrupción, por qué no?, siempre que no constituya un monopolio u oligopolio. Supermaxi tiene muy poca competencia (lea el primer comentario de este artículo). En todo caso, no entiendo, como Ud. que se considera socialista no esté de acuerdo que haya competencia de parte del estado y defienda una muy mala decisión que fue eliminar los comisariatos militares y policiales donde yo fui dos veces y sin tener ningún amigo o conocido militar pude comprar lo que quise.

          • FJGC

            Simplemente el estado no tiene porque “competir” en la venta de electrodomésticos. El estado debe dar prioridad a otros ámbitos del manejo de un país. ¿Hay algún ejemplo en algún otro país donde el estado maneje supermercados, y que funcione sin problemas en conjunto con su “competencia” privada?

          • Jose

            Típico argumento, deme un ejemplo (¿?). Voy a terminar esta conversación: deme un ejemplo de que es bueno un oligopolio o monopolio público o privado.

          • Jose Moran

            google, la recoleccion de basura

          • Jose

            Claro, debería Ud. leer más sobre Economía, porque no se si Ud. me está dando la razón o contradiciendo, en Panamá es una mezcla de estatal y privada; en Quito es municipal y funciona más o menos bien porque es un “monopolio natural”, es difícil, pero no imposible hacerlo privado o una mezcla estatal o municipal y privado.

          • Jose Moran

            que google tambien es un ejemplo de monopolio con externalidades positivas señor economista

          • Jose

            No soy economista, señor, pero algo se. Google no es un monopolio, o es el único medio que tiene Ud. para investigar algo por internet? De acuerdo con
            http://www.capital.cl/negocios/2015/01/17/140121-google-sufre-fuerte-caida-de-participacion-en-el-mercado-de-busquedas-en-eeuu
            es del 75.2 %.
            Oligopolio. Definición:En microeconomía, un oligopolio (del griego oligo, ‘pocos’, y polio, ‘vendedor’) es un mercado dominado por un pequeño número de vendedores o prestadores de servicio (oligopólicos u oligopolistas). Debido a que hay pocos participantes en este tipo de mercado, cada oligopólico está al tanto de las acciones de sus competidores. Dado que las decisiones de una empresa afectan o causan influencias en las decisiones de las otras, se establece una situación de equilibrio en el grupo de oferentes, con lo cual deja de
            existir competencia de mercado.
            https://es.wikipedia.org/wiki/Oligopolio
            Monopolio. Definición:
            Un monopolio (del griego μόνοϛ mónos ‘uno’ y πωλέιν pōléin ‘vender’) es una situación de privilegio legal o fallo de mercado, en el cual existe un productor o agente económico (monopolista) que posee un gran poder de mercado y es el único en una industria dada que posee un producto, bien, recurso o servicio determinado y diferenciado.
            Para que exista un monopolio, es necesario que en dicho mercado no existan productos sustitutivos, es decir, no existe ningún otro bien económico que pueda reemplazar el producto determinado y, por lo tanto, es la única posibilidad que tiene el consumidor de comprar. Suele definirse también como «mercado en el que solo hay un vendedor», pero dicha definición se correspondería más con el concepto de monopolio puro.
            https://es.wikipedia.org/wiki/Monopolio
            Deduzca Ud. que es Google y expliqueme cuales son las externalidades postivas.

    • FJGC

      Con ese analisis, pues entonces mejor que entre de una vez Walmart para que acabe con los pequeños y grandes negocios como sucede en la Yoni, pero no importa, ¡cualquiera cosa es buena si tiene que ver con beneficiar al concepto de competencia y libremercado que tanto le gustan a ciertos economistas, especialmente a la chusma “libertaria.”

      • Mateo J. Freile

        Si Walmart acaba con otro negocios, es porque Walmart ha ofrecido un mejor servicio y productos a mejores precios. No llore y aprecie la magia del mercado que beneficia al consumidor.

        • Jose Moran

          ¿Importa mas el individuo o la sociedad? Con esta pregunta jaque mate a la paja libertaria

          • Jose

            Es fácil decir “es más importante el capital sobre las personas” o “Importa mas el individuo o la sociedad” pero hablando sobre todo de está ultima frase “¿Importa mas el individuo o la sociedad?”con la cual Ud. pretende terminar un debate que puede ser interminable, hay que recordar que la entelequia llamada “sociedad” está formada por individuos a los cuales hay que respetar sus derechos y libertades, por tanto, la dicotomía planteada por Ud. es totalmente falsa, no importan más los individuos que la sociedad, defender la “sociedad” sin tomar en cuenta a los individuos es totalmente insano.

          • Jose Moran

            Disculpa, mi comentario no estaba dirigido a quienes leen literalmente. Mi recomendación es que se piense en beneficio individual vs beneficio social (otra vez entiéndase beneficio como una función maximin). Cuando tu hablas de libertades, ¿son individuales o sociales? allí yace la diferencia entre individualismo vs colectivismo; en fin, teorema de la imposibilidad de K. Arrow.

          • Jose

            Ambas, creo que la única manera de maximizar las libertades y derechos individuales son conjuntamente con los colectivos.

        • FJGC

          Jajajaj “no llore”… he allí el tope de discusión a la que llegan los libertarios.

          • Mateo J. Freile

            Yo solo digo que si se para el proceso de destrucción creativa de Schumpeter, se para el progreso humano.

          • Jose

            Como siempre un “excelente argumento” que no dice absolutamente nada.

          • FJGC

            ¿Me imagino que hablas del comentario de Mateo verdad? Yo solo lo resalto.

          • Jose

            Hablo del suyo.

  • Cristian Carrión

    La oposición que no es tal, Lasso o Viteri, el continuismo de Correa: TLCs, megaminería, transgénicos, restauración conservadora, represión, privatizaciones.

  • Patricio Rivero

    A la derecha de nuestro país le pasa lo mismo en la política electoral que en la política cotidiana, son incapaces de ver más allá de sus intereses económicos mezquinos, y no tienen nada original que proponerle al país, por eso están destinados otra vez al más estrepitoso fracaso.

  • Galo Vazquez

    https://uploads.disquscdn.com/images/e80af295bebf0f4d7c04462cea0ef45a3a48430fedc2f35a153a4fea7490d8e8.jpg
    Divididos y enfrentados en ideologías que implican intereses y objetivos de grupo, que en su oportunidad harán lo justo y necesario para turnarse con lo antagónico, peloteo con el que en resumidas cuentas el pueblo pierde y bastante. Se pierde la oportunidad de acreditarse los beneficios de la fortaleza que da la unión de esfuerzos y voluntades en pos de los objetivos que acaparan el consenso, los objetivos sociales. Que tengan un buen 2017.