Durante el debate organizado por la Cámara de Comercio de Guayaquil, el 25 de enero de 2017, el candidato más joven Iván Espinel dijo una cifra alarmante con respecto a la seguridad ciudadana: manifestó que el 77% de los ecuatorianos teme o es afectado por la inseguridad. Lo dijo “al ojo” sin ninguna encuesta que lo respalde e incluso olvidando el discurso ampliamente difundido por el ex Ministro del Interior José Serrano, que se ha regodeado en varias ocasiones del éxito de su gestión, que está también respaldada por cifras y estudios realizados a nivel regional.

A partir del 2013 el discurso gubernamental con respecto a la seguridad y a los índices de violencia fue la piedra angular de la política criminal del actual presidente Correa. Los datos que respaldan esto y contradicen lo que dijo Espinel, están en un estudio realizado en 2014 por la consultora norteamericana Gallup en América Latina, sobre las percepciones ciudadanas de seguridad. Este estudio determinó que Ecuador es el cuarto país, en Latinoamérica, donde la ciudadanía confía más en la seguridad: aproximadamente el 63% de los ciudadanos confía en la seguridad. El  nivel de margen de error del estudio es de 2 puntos porcentuales. Por lo tanto la declaración de Espinel es falsa.

Captura de video del debate presidencial.