Cuando Rafael Correa y la Revolución Ciudadana irrumpieron en la política ecuatoriana patearon el tablero, cuestionaron todo el sistema y plantearon un proyecto político para el país. Estemos a favor o en contra de ese proyecto político, había una propuesta, un pensamiento para dar respuesta a los problemas estructurales del país. Algunos creen que ha cumplido con todas sus promesas, otros creen que con los años el proyecto se transformó y traicionó sus ideales iniciales. Otros decimos que mostró sus verdaderos colores; que siempre iba ser autoritario y corrupto. Pero hay una realidad: durante diez años de lo único que hemos hablado es de Rafael Correa y su revolución ciudadana, de lo que ellos piensan, hacen y cómo ven al país.  La primera vuelta de las elecciones 2017 no fue distinta y Quito es un buen espejo para entender cuál es el mal camino.

En el 2014, Rodas ganó la alcaldía con un voto anti Alianza País pero no obtuvo mayoría en el Concejo Metropolitano. En el Concejo —el órgano legislativo de la ciudad— están representadas varias tendencias políticas, con un bloque fuerte de Alianza País que ejerce constante presión, y que tiene la capacidad de influenciar la toma de decisiones del Ejecutivo quiteño. La falta de una visión para la ciudad más allá de la propuesta de la revolución ciudadana, de liderazgo para consolidar un bloque de apoyo, la de una agenda legislativa y de políticas públicas que acompañen los cambios que requiere la capital, y el uso de las mismas formas políticas de polarización y división que ha usado Correa han sido los principales factores del fracaso de Rodas. Un fracaso tan rotundo que podría ser capitalizado por Alianza País en 2019, cuando intentará recuperar Quito. ¿Podría haber un escenario parecido a nivel nacional, ahora que Rafael Correa ha dicho que se quedará en el país a defenderse de una eventual persecución de un gobierno futuro?

PUBLICIDAD__________________________________________________________________________________________________________________________ _____________________________________________________________________________________________________________________________________

Las campañas de los candidatos de oposición giraron alrededor de cómo no ser Rafael Correa, en vez de plantear un proyecto político alternativo y una visión del país posrevolución ciudadana. Durante estos diez años, los partidos políticos que sobrevivieron y los que nacieron no volvieron a pensar al país y sus problemas estructurales. Los nuevos movimientos, además, cayeron en esa moda de construir vehículos electorales con nombres vacíos de contenido y con propuestas políticas que caben en los 141 caracteres que tiene un tuit. En la segunda vuelta, no habrá margen para errores ni vacilaciones: necesitamos que Guillermo Lasso nos muestre un plan de país.

Lasso debe convencer a ese electorado de que su propuesta implica un verdadero cambio. Solo así tendrá el suficiente capital político para tomar las difíciles decisiones que implican un cambio de modelo económico, social y gubernamental para caminar en la senda posrevolucionaria. De lo contrario, le podría suceder lo que le pasó a su aliado, Mauricio Rodas, Alcalde de Quito, quien a sólo tres años de gobierno ya enfrenta una crisis política de importantes proporciones que pone en riesgo su futuro político, y por supuesto, la solución de los problemas de la ciudad.

Quienes no votamos por Moreno ni por Lasso pero no queremos otros cuatro años de Revolución Ciudadana, estamos expectantes de la campaña en segunda vuelta y anhelamos escuchar la visión de país que tiene el candidato presidencial de CREO: no queremos votar por él sin convencimiento, como si se tratara de un último recurso. El voto que es sólo anti Alianza País, aunque muy poderoso, puede traer inestabilidad al nuevo gobierno, que además se vería enfrentado a un escenario de confrontación continúo con una mayoría opositora en la Asamblea. El ejemplo de Rodas es clarísimo.

La alternativa a estos diez años no está sólo en decir que se derogará la Ley de Comunicación o que se eliminará la Secretaría Nacional de Educación Superior Ciencia y Tecnología (Senescyt) y la Iniciativa Presidencial para el Buen Vivir. Hay un modelo político instaurado en la sociedad y en la mente de muchos ecuatorianos. Hay una estructura institucional y legal, y una forma de hacer política que no va a desaparecer de la noche a la mañana. Hay una sociedad civil y un pueblo polarizado que se ha olvidado de cómo de incidir en la toma de decisiones y que desconfía absolutamente del poder. Para construir sobre esos cimientos se requiere de un pensamiento político y una visión democrática clara del camino que debe seguir el Ecuador. Para recuperar la confianza en las instituciones, para luchar contra la corrupción y la capacidad de la política de generar cambios más allá de los intereses de los grupos que estén en el poder.

PUBLICIDAD__________________________________________________________________________________________________________________________ _____________________________________________________________________________________________________________________________________

Lasso tiene una ardua tarea en la segunda vuelta: convencernos a los que no votamos por él pero que tampoco queremos más revolución ciudadana de que él y su equipo representan verdaderamente un cambio. Sus primeras acciones dejan mucho que desear, la violencia y ansias de poder que muestran las intervenciones de su candidato a vicepresidente Andrés Páez, la presencia de su aliado, Mauricio Rodas, a quien le rodea un tufo de corrupción, ineficiencia y una forma de hacer política tan similar a la de Alianza País y a la de la partidocracia que hace pensar que estamos sentenciados a repetir nuestra historia una y otra vez. ¿Cómo Lasso nos va a garantizar el cambio?

Fotografía de Agencia de Noticias ANDES bajo licencia CC BY-SA 2.0.

  • Jonathan Chavez Jaramillo

    ¿Desde cuándo este medio se convirtió en un bastión del anticorreismo? a la autora solo le faltó pedir un milagro para que Lasso se muestre como lo que no es y será jamás, pero bueno a estas alturas el grito de “todos contra Correa” acaba con cualquier intento de obtener un criterio realmente sano, crítico y por sobre todo objetivo, de quienes aquí se expresan. Gkillcity desafortunadamente cruzó esa línea tan delicada llamada objetividad, principio que permite a cada ciudadano sacar su propia conclusión sobre un determinado tema, lamentablemente lo que se acaba de leer no es más que una opinión que tratando de parecer objetiva no oculta su actitud tendenciosa, buscando “el milagro” del candidato opositor al régimen, como dije hace un momento “esperando el milagro” de que este presente al menos presente una propuesta coherente. Pero como se dice comúnmente “es lo que hay”, no podemos esperar más definitivamente.

    • Jose

      Estimado Jonathan: hasta cuando va a creer en la objetividad, sólo los marxistas creen en ello. La mayoría de nosotros creemos en la multisubjetividad.

      • Ricardo A. Jimenez Ortega

        Multisubjetividad? Claro el factor ideologíco cambia al mundo! Tienes alguna fuerte referencia bibliográfica que nos muestre de que manero esto ha “revolucionado” la realidad?

        • Jose

          Estimado Ricardo: para cambiar la realidad no es suficiente entenderla, hacen falta acciones políticas como manifestaciones en las calles, divulgar información hasta participar en elecciones, votar por un acandidato, etc. , etc.

    • Ramiro94

      Correista o anticorreista… con ese tipo de acusaciones no se llega a ninguna parte.

  • cebollaz

    Rodas,Macri,Lasso tienen el mismo asesor e idologia…. y tambien ganó mintiendo al electorado..
    https://www.youtube.com/watch?v=TPONpu6sdnU

    • Jose

      Una entrevista bastante simplista de las elecciones de Alcalde. Rodas ganó solamente por aparentar no ser correista ( a veces en su vaiven ideológico parece serlo). Ese creo yo que es el engaño.

    • David Torroija

      muy bueno no tiene desperdicio

  • Alejandro Guzman

    Una cosa es convencer y otra hacer, Lasso puede convencer de muchas cosas pero de ahi a que las cumpla esta dificil. Precisamente ha aplicado la estrategia “Rodas” de ofrecer a diestra y siniestra sin saber como cumplirá. En fin, a veces la gente pide un cambio sin considerar que puede ser para peor.

  • Julio

    Creo que Rodas es uno de los peores, sino el peor alcalde de Quito. Pero no creo que lo sea por “culpa de Correa”. Un sermón que ya es hasta chistoso escucharlo de parte de la llamada oposición.
    En todo caso si Rodas es tan mal alcalde es por su ineptitud!
    Jamás estuvo a la altura del cargo, si ni conocía Quito pues!!! Y jamás lo estará.

    Lo triste ahora es que nadie vota por Lasso, al igual que por Rodas, sus propuestas no son valoradas y tampoco sus personas. Una oposición que solo busca el voto anticorreista es una oposición que no vale la pena. Rodas es el mejor ejemplo. Macri lo es en Argentina y Lasso lo será si llega a ganar ( algo imposible si vemos que ni él mismo de daba como ganador en 1ra vuelta, a lo único que aspiraba es al milagro de una 2da)

    • Jose

      Y Ud. prefiere a Lenin “Maduro”?

      • Julio

        No lo prefiero a él individualmente, así como no quiero a un fiscal inepto cono Chiriboga, a un árbitro de fútbol en la asamblea como Vera o a tantos otros incapaces de sus cargos.
        Pero apoyo el proyecto político de ap, que en mi humilde opinión es mejor que el de Lasso, ahora que si la gente solo vota por personas y los sentimientos que los impulsan, sería otra cosa y la parte más asquerosa de la política.

        Me olvidaba que más allá del “es culpa de Correa” está el “no somos Venezuela” y todas sus variantes.

        • Ricardo Sanchez

          pero tampoco queremos ser la argentina de macri o el brasil de temer

        • Jose

          Yo personalmente prefiero a Lasso, Lenin “Maduro” representa un proyecto populista fascistoide (autoritario) sobre todo extremadamente corrupto y corruptor y obviamente son inevitables las comparaciones con Argentina, con Venezuela con Cuba y además no sólo son importantes los “proyectos” sino los sentimientos que provocan, de otra manera seríamos robots.
          Por último, el “proyecto” de AP es muy bonito en el papel, pero en la práctica es un proyecto de mantenerse en el poder a toda costa y eso lo rechazamos.

  • Diego Carriel Lopez

    Lo logico segun este articulo seria votar nulo. En esta campaña politica por el cambio, el ejemplo de Estados Unidos y Argentina son interesantisimos para poder reflexionar.
    Vemos que desde todos los lados los medios de comunicacion privados e asesores internacionales tratan de convencer a los ecuatorianos de votar por el cambio. De la misma manera que se hizo campaña para Trump en Estados Unidos, y Macri en Argentina y con Rodas en Quito.

    Que estamos viendo luego del CAMBIO:

    -Estados Unidos cae en una especie de regimen proto-facista, en el cual el pais comienza ha hecharle la culpa de sus males a otros: a los chinos, a los immigrantes, a los democratas…., se aprueban leyes para destruir libremente el ambiente, para favorecer a los grandes petroleros, se silencian y censuran a los cientificos que investigan el cambio climatico, se planea dejar 50 millones de personas sin seguro medico, y se pretende dejar esto al sector privado que va a aumentar los precios de los seguros hasta del 30%….., se impide entrar gente a partir de su origen etnico y practica religiosa, ….. se permite hablar libremente en la universidad a gente que habla de la tortura, de la pedofilia, de la superioridad de los blancos, en honor de que por libertad de expression se puede hablar y decir cualquier barbaridad….. si esto es el CAMBIO…

    -En Argentina vemos a Macri dando paquetazos a diestra y siniestra con los resultados que todos sabiamos y todavia se ven adeptos diciendo que la culpa fue de Kirchner, cuando las decisiones las ha tomado Macri. Con acciones de abierta corruption, donde el rico condona las deudas a su familia. Abre el comercio de forma ciega en sectores estratégicos y pulverisa la economia, con la amenaza del cierre de fabricas como Banghi, eso si fortaleciendo los mas poderosos: la agroindustria…. si esto es el CAMBIO
    -En Quito, se ve una alcaldia de la impotencia, donde el metro de Quito, segun los planes del ex-alcalde Barrera ya deberia estar hecho….. si esto es el CAMBIO

    Me preocupan :
    La oposicion genera un marco ideologico para poder hacer lo que sea como Macri, es decir hecharle la culpa al otro para autojustificar sus propios errores y medidas crueles, y se ven adeptos que estan listo a autoinmolarse para defender el modelo del CAMBIO que tanto buscaron.
    Es como el sector indigena que dice que el gobierno es autoritario porque procedio con la extraccion minera y se ve al Perez Guartambel decir, preferimos un banquero que un dictador, sabiendo que Lasso va a continuar con lo mismo, es decir Perez Guartambel simplemente prefiere cambiar de sometedor a sus ojos….

    Considero que los adeptos del CAMBIO son incapaces de poner su propio criterio a la autocritica. Es decir se habla de Corrupcion, pero acaso se preguntan como fue la corrupcion en los gobiernos donde todos estos partidos que se proponen por el CAMBIO??
    Hablan de dictadura, pero se preguntan de como en la epoca de Febres Cordero, el PSC perseguia, torturaba a sus opositores, medios de comunicacion, etc, hasta ahora no existe una disculpa publica de este partido…. solo hablan de un modelo EXITOSO….
    De la misma forma vemos al partido CREO atacando periodistas de diferentes medios…..
    Vemos en la misma camioneta, a Lasso, las camaras de comercio, los medios privados, los partidos politicos antiguos, los grandes empresarios, los banqueros…. es decir de la misma forma en la que manejaron al pais hace ya mas de diez años, igualito que en la epoca del feriado bancario cuando los intereses de cada grupo politico valia mas que el porvenir de los ecuatorianos.

    Porque no nos hablan de los cables de WIKILEAKS donde decia la embajadora que el Ecuador antes de Correa era de los paises mas corruptos y antidemocraticos del continente, con grupos politicos y economicos que solo gobernaban para ellos?? Porque no dicen que por ejemplo PAEZ es un confidente de la embajada que habla de estrategia politica con un pais extranjero??? cosa que en cualquier pais normal es considerado como alta traicion y que en EEUU significaria nada mas que la pena de muerte…. O sea aqui en ecuador se alcahuetea cualquier cosa a costa de sus propios intereses o visiones….

    Entonces como quieren que votemos por el CAMBIO cuando los que en encarnan el cambio, son el reflejo de todo lo que critican y aun peor????
    Que escenario tan patético, los del cambio hacen mas o menos como lo que dice la cancion de Molotov, Gimme de Power, dame dame todo el power para que te demos en la madre.

    Como ecuatoriano estoy preocupadisimo, ya que el Ecuador esta entre dos opciones, continuar con el sendero de la revolucion ciudadana, con sus errores y aciertos, pero con un nuevo lider que presenta mas apertura al dialogo y pues como dice el articulo, con un plan e ideas claras del tipo de sociedad que se quiere, o una oposicion que esta lista a cualquier cosa por ganar y que propone CAMBIAR pero mas bien IR PARA ATRAS:
    – Privatizacion de la salud con una limozna del 20% de atencion para los pobres, privatizacion de la educacion: el que mas paga mejor se educa, eliminacion del proyecto de educacion superior, apertura a los mercados internacionales, en un pais donde no se puede controlar la moneda….,
    – un millon de empleos, que no se sabe de donde va a salir
    – Disminucion de impuestos para ellos y poner un impuesto de 15% para que la clase media pague mas.

    Me pregunto este es el CAMBIO que queremos???

  • Cristian Carrión

    Los dos binomios representan similares intereses. Han sido diez años de profundización del modelo de acumulación capitalista a espaldas de la mayoría. El gobierno neo socialcristiano de Alianza País deja la mesa puesta tanto para Moreno como para Lasso, cualquiera que gane tiene que seguir por el mismo sendero, más allá del toque personal. ¿Cambio? No va a haber ninguno, a no ser para peor. Ya pasó con Rodas, la estafa del metro que no soluciona nada y cuesta demasiado, continuó como si nada con los votos de AP y SUMA y con Odebrecht y Acciona de por medio, y el error vial Guayasamín se pretende imponer de la misma manera, pero con una empresa china.