Un gobierno manejado por el uno por ciento más rico de la población para ese uno por ciento es el mayor riesgo autoritario de las democracias contemporáneas del mundo. En el 2016 Trump, el magnate estadounidense, llegó al poder en Estados Unidos. Mauricio Macri, multimillonario, ganó en Argentina. Las élites económicas más corruptas asentadas en el senado de Brasil destituyeron a Dilma Rousseff de la presidencia de su país, y tomaron el poder sin intermediación del voto popular. Todos estos hechos marcan una tendencia global de cooptación de los sistemas políticos por las élites económicas. Hemos llegado a uno de los momentos de mayor desigualdad en la historia: el quintil más rico de la población no sólo ha llegado a acumular la mayor parte de la riqueza mundial sino que ha empezado a acaparar poder político.   

Ecuador no es ajeno a esta realidad: el magnate ecuatoriano Guillermo Lasso ya está en segunda vuelta. De ser electo, sólo remarcará la tendencia de crisis y cooptación de las democracias contemporáneas por el poder económico. Su historia política se remonta al periodo 1994 – 1996, cuando fue presidente de la Asociación de Bancos Privados y vocal de la Junta Bancaria. Estos organismos y el Banco Central fueron los encargados de iniciar el proceso de liberalización del sistema financiero que otorgó a los bancos libertad para funcionar sin regulaciones estatales: otorgar créditos vinculados —a empresas de los grupos empresariales de los que eran dueños los bancos, sin garantías, ni colaterales, que se esfumaron en piramidaciones del dinero de los depositantes. Este proceso concluiría en 1999 con el feriado bancario decretado durante el gobierno de Jamil Mahuad, en el que Lasso fue Superministro de Economía. La operación política de salvataje y congelamiento de los fondos de los ahorristas del Ecuador generó la mayor crisis económica y social de la historia y, como consecuencia, millones de ecuatorianos se vieron obligados a emigrar a España y otros países. Lasso, en cambio, continuó fraguando su fortuna.

La otra opción es Lenín Moreno, de Alianza País, partido que ha gobernado durante una década con el liderazgo de Rafael Correa. Lenín Moreno es la mejor opción que tenemos en segunda vuelta. Lo digo lejos de la perspectiva propagandística del gobierno actual que insiste en mostrar un país completamente transformado: la Revolución Ciudadana está lejos de ser ciudadana y revolucionaria, y viejas y nuevas injusticias son todavía parte del Ecuador contemporáneo.

Redistribución, reconocimiento y representación son las tres esferas desde donde se puede evaluar la justicia en una perspectiva teórica. Coinciden, además, con las tres grandes demandas sociales que cuestionaron al neoliberalismo en el Ecuador. Mayores niveles de igualdad redistributiva, reconocimiento de las diversidades y ampliación de la democracia representativa son las tres grandes demandas por la justicia que la sociedad ecuatoriana reclamaba en las calles a principios de este siglo. El proyecto político encabezado por Correa tuvo avances redistributivos (a nivel socioeconómico), pero deja mucho que decir en lo que tiene que ver con el reconocimiento de las diferencias y la  agenda de democratización.

La década de este gobierno nos deja avances importantes en lo que tiene que ver con la reducción de la pobreza y una reducción de las desigualdades económicas. La incidencia de la pobreza a nivel nacional disminuyó del 36,7% en diciembre de 2007 al 22,9% en diciembre del 2016 y de la pobreza extrema disminuyó del 16,5% al 8,7%. La reducción de la brecha se logró a partir la recuperación del Estado y su política pública. No hubo gobierno en la historia democrática de nuestro país que haya dado tanto énfasis a la política pública como herramienta para la redistribución y para la construcción de un país más justo en términos sociales y económicos. Como consecuencia de las políticas públicas, miles de personas salieron de la pobreza, la clase media creció y hubo una movilidad social ascendente.

En diez años, sin embargo, se pudo hacer más y, sobre todo, de forma más democrática.  El gran despliegue estatal de estos diez años contó con una limitada participación de la sociedad civil y los ciudadanos. No se entendió la capacidad de la sociedad para decidir su propio destino, ni para dar pertinencia cultural a las políticas públicas diseñadas en los márgenes del Estado, principalmente en Quito. En educación, por ejemplo, se construyeron las mismas escuelas del milenio, con poquísimos ajustes de los ingenieros en la Costa, la Sierra, la Amazonía. Los pueblos indígenas, afros, montubios o los mestizos tuvieron el mismo diseño curricular. Se reunificó de las misma forma a las escuelas en todo territorio.  Se pusieron los mismos recursos a disposición de las escuelas en todo el país. La diversidad que es una virtud de nuestro país se esfumó en un proyecto homogeneizante y vertical. También la posibilidad de voz de la ciudadanía.

El gobierno de la revolución ciudadana tuvo muchos problemas para hacer justicia con los indígenas, las mujeres, los pueblos diversos. Así como también para lograr una mejor redistribución en el campo y en la Amazonía en donde el proceso de reprimarización de la economía ha aumentado la acumulación de la tierra, el agua, los recursos naturales en favor del capital transnacional. Alianza País nos debe mucho, nuestras luchas sociales buscaban mucho más que un proyecto estadocéntrico, parcialmente redistributivo.

Partiendo del reconocimiento de éstas y otras críticas legítimas al proyecto político de Alianza País, hay varios puntos por los que el voto a Lenín es menos descabellado que el suicidio colectivo que implicaría votar por Lasso.

En primer lugar, Lenín no es Correa. En un contexto de crisis económica y con un liderazgo más débil al interior del partido que el de su antecesor, el nuevo presidente precisará abrir espacios de diálogo. Democratizar el partido, reconocer la voz de la oposición con demandas legítimas, abrir canales de participación, serán tareas fundamentales que Lenín deberá emprender, si quiere terminar su mandato. Con Lenín Moreno hay mayores posibilidades de abrir una fase más democrática del gobierno de Alianza País en la actualidad.  

En segundo lugar, la crisis económica global y el bajo precio de las materias primas seguirán jugando un rol en la economía del país. Un proyecto estadocéntrico es menos viable en un contexto de crisis económica. Comités de padres de familia, asociaciones de profesionales, organizaciones de madres, organizaciones barriales podrán reaparecer en un contexto en el que el Estado vuelve a precisar de la cogestión con la sociedad. Los servicios públicos conquistados en esta década (hospitales públicos, unidades educativas públicas, universidades públicas, centros de salud, centros de atención a la primera infancia) podrán ser el espacio en donde la sociedad se reencuentre consigo misma en un contexto en el que el Estado ya no puede resolverlo todo. La propuesta de Lasso, al contrario, es eliminar el sentido de lo público, cobrar menos impuestos para entonces dejar que la esfera privada lo resuelva todo, incluso el derecho básico a la salud con su propuesta de zonas francas. ¿Dónde se encontrará la sociedad consigo misma para organizarse, en un contexto de exclusión social exacerbada y salida de lo público como el de Lasso?

Lenín es la única opción que tenemos en la segunda vuelta porque la sociedad civil no ha logrado organizar un proyecto político democrático nuevo con reales posibilidades de ganar elecciones. El proyecto de Lasso no es social, no es democrático y no busca la justicia, ni la solidaridad. Habrá que esperar un ciclo más, quizá, para lograr construir alternativas. Mientras tanto es preferible generar algún sentido de lo colectivo y cuidar las conquistas de los servicios públicos que se han logrado en esta década.  

Este es un buen momento para reencontrarnos en las organizaciones y en la sociedad  y también para cuestionar con más posibilidades aquello que tiene que cambiar la dirección de este gobierno. La opción de Lasso en cambio es entregar nuestro acervo común a la banca y a la esfera privada. Lejos de democratizar, es contribuir a una suerte de despotismo económico de millonarios que acumulan la riqueza y buscan controlar también poder político. Es eliminar los espacios públicos donde podemos recrearnos como sociedad y construir nuevas alternativas.

  • Patricio F Bustos

    Sobre “Los pueblos indígenas, afros, montubios o los mestizos tuvieron el mismo diseño curricular” el currículo es por destrezas, no por contenidos. El docente puede dictar su clase adaptando el currículo al contexto de su clase e incluso desarrollar las destrezas en varios años dentro del subnivel que son 3 años. Además las instituciones educativas tienen toda la autonomía para añadir materias adicionales con sus propias destrezas.

  • krilin_sama

    Para mi me parece demasiado obvias las razones es como que te digan ¿que quieres comer pizza o rakumin?

    La revolución ciudadana es de lejos el mejor gobierno que ha tenido este país los últimos 100 años. La opción que ofrecen es volver a las políticas neoliberales que ocasionaron el feriado Bancario para mi punto de vista es una total locura.
    Hace falta simplemente apagar La televisión y las redes sociales y salir de la casa para ver los cambios que ha tenido el país.

    Viéndolo más profundo, ya hay algo que antes no habían.
    -POLÍTICAS DE ESTADO AL MEDIANO Y LARGO PLAZO. Ya no se planifica para salir del día a día y favorecer al grupo que estaba arriba.
    -FORTALECIMIENTO DE LO PÚBLICO. antes se debilitaban los servicios y empresas públicas, con el fin de que la gente vaya a lo privado y vender las empresas públicas a precio de huevo podrido o hacer servicios paralelos. ahora hay registro civil privado y policía privada, resago de estas prácticas.
    -RECUPERARON LOS RECURSOS NATURALES antes daban contratos petroleros muy beneficiosos para las transnacionales y muy perjudiciales para el país.
    -BECAS
    -INFRAESTRUCTURA
    -INVERSIONES. Hidroeléctricas que en todo el boom petrolero no se hizo.

    Hay un largo etcétera

    • Jose

      Un chiste: sabe cúal es la mejor obra de infraestructura que ha construído el correato: la inmensa carretera por la cual entrará la derecha al poder.

    • Francisco Morales

      La analogía de la pizza y el rakumin es un poco exagerada. Pan guardado en todo caso.

      • Jose

        Lo que le faltó decir a Krilim es quién es el “Rakumin” y quien es la “Pizza”, yo en cambio creo en cualquier caso nos arrepentiremos del voto.

        • krilin_sama

          si no se comprende la pizza es la Revolución ciudadana (Políticas de estado, educación, salud, hidroeléctricas)
          el Rakumin es el pasado, se acuerdan de los conttratos en que regalaban el petróleo a las transnacionales paros a cada rato, sin educación y todo para contentar al FMI

          • Jose

            Solo para hablar del petroleo hay un “zar del petroleo” de apellido Cadena que es el gran intermediario del correato.
            Y para completar hablemos de la refinería fantasma del Aromo.
            Esta pesadilla se parece al “Regreso al Futuro”.

    • andres

      Si eres del gobierno, ¡no vayas a comer racumín! Es justo hecho para matar a las ratas.

      • krilin_sama

        Wow, ¡qué argumento tan profundo!, un poco más profundo llegas a ser un dedal, adivino vas a votar por Lasso, no?

  • Jose

    X

    X

    C

    X

    C

    Voy a desmontar algunas de sus falacias:
    1. Ud. dice: “Un gobierno
    manejado por el uno por ciento más rico de la población para ese uno por
    ciento es el mayor riesgo autoritario de las democracias
    contemporáneas
    del mundo.” No María Cristina, el mayor riesgo es la concentración de
    poderes en una solo persona o partido político como lo es en Venezuela,
    Cuba, Nicaragua, Zimbahue, Corea del Norte, etc.
    2.
    En el segundo parrafo se olvida Ud. de la participación de la plana
    mayor del correato en el “feriado bancario”. Le voy a recordar algunos
    de los nombres: el
    falso “economista” Delgado, Falconí Puig,
    Casinelli, Patricio Proaño Subgerente del Banco Central de Mahuad ahora
    Intendente de la Superintendencia de Bancos de Correa, Galo Mora Witt
    primo de Mahuad actualmente Secretario Particular de Correa, Carlos
    Vallejo ministro de Mahuad actualmente embajador de Correa en
    Italia,etc.
    3. Ud. dice: “La incidencia de la pobreza a nivel
    nacional disminuyó del 36,7% en diciembre de 2007 al 22,9% en diciembre
    del 2016 y de la pobreza extrema disminuyó del 16,5% al 8,7%. La
    reducción de la brecha se logró a partir la recuperación del Estado y
    su política pública”, es verdad pero la pobreza ha caído
    sistemáticamente desde la dolarización y si se ve el costo/beneficio es
    magro en el correato con ingresos totales en los diez años es de 200 000
    millones de dólares y una deuda del estado de más de 55 000 millones,
    incluyendo más de 25 000 millones al IESS.
    4. Estoy de acuerdo que ninguna de las opciones es buena pero la opción de
    Lenin Moreno es definitivamente la menos democrática porque implica la
    continuación de
    la concentración de poderes del correato (tendría mayoría en la Asamblea
    y todos los funcionarios de control afines). Lasso en cambio tendría
    menor poder por lo habría más posibilidades de ampliar “los espacios
    públicos donde podemos recrearnos como sociedad y construir nuevas
    alternativas” como Ud. lo dice.

    • Renzo Enrique Fornasini

      Las tiranias/ dictaduras socialistas son lo mismo que un grupo de gente con poder económico gobierno, la {unica diferencia es que en gobiernos como este hay más corrupción y las obras que se hacen son clienterales y establecen relaciones de dependencia entre pobres y los allegados al estado que por A o B razones se vuelven los nuevos ricos. En el país de derecha hay menos corrupción pero los ricos se hacen más ricos. Ningún modelo es perfecto, por eso debe haber equilibrio y alternabilidad en el poder, o independencia en las instituciones. La tolerancia es la base entre diferentes visiones es el camino para que este sistema democrático funcione, de otra forma sucede lo que paso en el Correismo que de ser algo positivo en sus primeros 3 años paso a ser una enfermedad que deja muy afectada al país, sobre todo por malas inversiones, despilfarro, mala planificación, etcetera.

      • Jose

        Buen comentario, sin embrago totalmente equivocado en la primera frase: se olvida de los 60 millones que murieron bajo la tiranía de Stalin, los 80 millones bajo Mao, los 3 millones en Camboya y un larguísimo etcétera.

      • Francisco Morales

        En el país de derecha hay menos corrupción? Se asusta de AP? Vaya a la España gobernada por el PP para que vea que lo que es corrupción descarada.

        • Jose Alomía

          Pero España tiene un modelo considerablemente más “de izquierda” que el ecuatoriano aunque este gobernada por el PP en este momento. Digo, los españoles pagan como un tercio del salario en impuestos, y el “welfare” que ofrecen es más amplio en covertura y tiene una relación más próxima al salario básico que el relativamente mísero bono solidario. Ecuador, descontando sus impuestos proteccionistas (salvaguardias, ICE) es en realidad un país de bajos impuestos y baja inversión pública. Especialmente si se lo compara con países europeos.

          Aunque en realidad es cierto que la idea propuesta por el señor Fornasini es errónea. La baja corrupción sale más bien de la transparencia de los sistemas de contratación, la fortaleza e independencia de los sistemas de control, y hasta cierto punto la libertad de expresión.

  • Maria Luisa Changoluisa

    Me parece que debería ganar Lasso ya que eso obligaría a que la sociedad civil despierte, se consolide y se creé nuevas agendas y nuevos espacios de lucha, mientras siga la supuesta revolución seguiremos en las mismas

    • Ricardo Sebastián

      Como dicen, no sabes lo que tienes hasta que lo pierdes. Sin embargo, es un riesgo muy grande a correr el perder los logros alcanzados.

  • Alex I. Camacho

    Resumen: Este artículo propone que hay que votar por Moreno para no votar por Lasso y que de Moreno lo positivo es que sería más democrático que Correa. Pobres razones para justificar el voto por alguien. Le reconozco la dificultad, la hipótesis es difícil de sustentar.

  • Elizabeth Ell

    Espacios Públicos? si lo único q han hecho es limitar la participación. A todo el que osa alzar a ver o decir algo al mandamás, represión sin más! Democrático? Concentrando el poder como nunca antes en el Ecuador. Dónde quedó la tan cantada “paticipación ciudadana”, participación pero solo para sus neo pelucones, sumisos e incondicionales! Políticas Públicas? orientadas a alimentar la megalomanía del Jefe, y acaparar para un grupo neo capitalista el poder! y sobre la CORRUPCIÓN, mejor ni hablar, porque no alcanza el espacio! Sobre eso guarda “silencio” los seguidores de “Llevín”, perdón Lenin…cuánta miopía! Interesada?

  • Santiago Lasso

    De acuerdo con muchas de las críticas al gobierno expuestas en este artículo. Y de acuerdo en que Lasso no es una buena opción. También hay ciertas cosas positivas de este gobierno, las cuales debemos defenderlas a capa y espada. Sin embargo, sugerir que votemos por Lenín Moreno es absurdo. La información sobre reducción de pobreza fué obtenida de donde? del INEC (manipulado por el actual gobierno)?. En general, es un artículo parcializado, simplista y desiformado. Y lo peor de todo es que se atreven a publicar este tipo de mentiras para probablemente persuadir a los indecisos. Donde nos deja este gobierno en cuanto a generación de riqueza? La prosperidad no se puede generar atacando a quienes la generan. Donde quedan nuestras libertades: comunicación, lbre ejercicio económico, etc? Es claro que estamos en una dictadura.En fin. Me parece muy mal y apelo al sentido crítico de los lectores para no permitir la difusión de mentiras dañinas.

    • Ricardo Sebastián

      Primero, si estubiesemos en una dictadura, no habría que preocuparse por quien elegir el 2 de Abril, porque no habrían elecciones. Y segundo, la única fuente de riqueza para el futuro es mejorar la educación y nadie puede negar el esfuerzo del gobierno para mejorar ese aspecto, en especial a nivel superior. La investigación científica y la innovación es el futuro, no ningún gobierno.

  • Ciro Andrade

    En Ecuador, basta que un burocrata gane $2000 al mes, para que sea parte del 1% MUNDIAL por ingresos. Correa, Lenin, que ganan alrededor de $6000 al mes, comodamente serian parte de esa “elite que gobierna para sus intereses”.

    Por otra parte, la articulista NO descuenta la influencia del boom petrolero en el gobierno de Correa. Los avances serian gracias a su “talento de economista PhD”. Veanse solo los dos ultimos años, y veremos un gobierno mediocre, donde los indices se deterioran.

    Habla de que la crisis que sufre Ecuador es “mundial”. MENTIRA. TODOS los paises latinoamericanos creceran aceptablemente; los de peor desempeño son Ecuador y, cuando no, Venezuela.

    Por ultimo, la articulista no analiza que Lenin ha demostrado ser MUUUUY amigo de apropiarse de los recursos publicos de una manera que, por lo menos, puede tacharse de indelicada. “Los siete pecados capitales de Lenin Moreno”
    https://mypost.io/post/pecados-capitales-lenin

    perdon por la falta de tildes.

    • Patricio F Bustos

      2 mil si es soltero y no mantiene a nadie. Si es una familia de 5 entonces son 10 mil.

      • Jose

        Debería tomar en cuenta el PPP (parity purchasing power) y dividir para 2.

      • Ciro Andrade

        ¿A qué se refiere?

        • Patricio F Bustos

          A que esos ingresos (que por PPP seria mucho mas) es per capita.

          • Ciro Andrade

            Ah, por supuesto.

            Según esta página: http://www.investopedia.com/articles/personal-finance/050615/are-you-top-one-percent-world.asp se requiere ganar $32.400 anuales para ser parte del 1% MUNDIAL (por ingresos, no por valor neto).

            Dividiendopara 16 (considerando que un burócrata aparte de los doce sueldos mensuales recibe dos décimos, un fondo de reserva anual y alrededor de un sueldo mensual por cada año de trabajo por liquidación), da un sueldo de $2.025 mensuales para nuestro burócrata hipotético.

            Ajustando esos $2.025 de EE.UU. a Ecuador, según esta página: http://salaryconverter.nigelb.me/ , basta que un burócrata gane $1.155 mensuales para que sea parte del 1% mundial por ingresos.

            Por eso cuando esos burócratas de alto vuelo que ganan más de cinco mil dólares al mes empiezan a criticar a los ricos, a ese “1% acaparador, egoísta, explotador”, comprenderá que me suenan MUUUY hipócritas.

  • Oscar Armando Calderón Robles

    He leído los comentarios abajo escritos y me parece que hay cosas que se tienen que decir, así:
    – Dicen por ahí que “no hay peor ciego que el que no quiere ver”
    – Es importante entender el porque Alianza País ha ganado todas las elecciones, inclusive estas últimas y que le faltó muy poco para hacerlo en una sola vuelta, creo firmemente que vivimos en una democracia con todas las libertades posibles
    – El Ecuador de antes de la Revolución Ciudadana, las personas que pasamos de 45 años, era realmente desastroso, recontra atrasado en los índices de desarrollo humano en todas las áreas, Hoy el Ecuador esta entre los primeros lugares de desarrollo de latinoamérica, reconocido en los estudios de desarrollo social de Naciones Unidas y de otras instituciones serias a nivel internacional
    – Ecuador ha recuperado la Soberanía sobre nuestro territorio, pues con el liderazgo del Presidente Correa y desde luego con el apoyo de la ciudadanía se logró sacar la Base Militar de EEUU de Manta
    – Dicen que no hay libertad de expresión y en todos los medios de comunicación, periódicos, radios y ahora en todas las redes sociales se publican y se dicen tantas ofensas a las Autoridades; que ahora con la utilización de la Ley de Comunicación, siempre tienen que estar haciendo aclaraciones o solicitando rectificaciones, porque los periodistas se creían los dueños de la verdad.
    – Debería escribir también sobre la obra pública que está a la vista de todo el mundo, esto es carreteras, hidroeléctricas, multipropósitos, hospitales y una cantidad de obras menores para el vivir mejor de la ciudadanía. hay muchas personas que piensan que estas obras se han hecho porque el precio del petróleo ha sido alto y he escuchado hasta que Rafael Correa “ha sido suertudo”. Bien, siempre que me preguntan sobre este tema yo les hago una pregunta: Desde que el Ecuador ha vuelto al sistema democrático el Ecuador dependía del petróleo, entonces, en dónde está toda la plata que el petróleo generó en todos los años de la partidocracia?, para esto es necesario hacer un estudio del valor del dólar en la década del 70, 80, 90, para aclarar ¿Cuántos panes se pueden comprar con $1 dólar actualmente y cuántos panes se podían comprar con $1 dolar en esas décadas?. Dónde está esa plata si no hubo nunca obra publica?.
    – Votar por Lasso, definitivamente sería volver al pasado de obscuridad y feriados de todo tipo, bancarios, etc.
    – ¿Por qué votar por Lenín Moreno?

    • Jose

      Solo le voy a comentar sobre la Base Militar de Manta, sobre lo demás ya lo hemos comentado y como Ud. dice y no lo aplica “no hay peor ciego que el que no quiere ver”.
      Es verdad que se expulsó a los estadounidense de la Base Militar de Manta pero se firmó el CONVEMAR, tratado por cual perdimos las 200 millas del mar territorial (ahora tenemos sólo 12 millas). Por tanto los gringos pueden colocar un portaviones nuclear a 13 millas sin que sea ilegal.
      Sabía Ud. que ni Colombia, ni Perú, ni Estados Unidos han ratificado este tratado.

      Ver:

      http://www4.congreso.gob.pe/historico/cip/materiales/convemar/convemarVI.pdf

      • César Cedeño

        Vale la pena decirte Jose que la principal defensora del tratado fue la propia Armada del Ecuador quien se rehuso, consistentemente, a reconocer los riesgos que tu has mencionado. Personalmente me toco oir argumentos totalmente ingenuos, de nuestros propios marinos, que apoyaban la firma del tratado aun cuando nuestra FAE se expresaba contra el mismo debido a serios riesgos militares que planteaba para nuestra defensa nacional. Asi que no solo fue este gobierno sino que fueron nuestros propios militares muchos de los cuales hoy respaldan a Lasso.

    • andres

      De las cosas más lindas que he visto hoy día es este comentario pintando el milagro ecuatoriano, precedido por “no hay peor ciego que el que no quiere ver”.

  • PROJAS
    • andres

      Esos balances hacen el corte al día de hoy. Habría que volver a leerlos dentro de 5 o 10 años cuando aparezcan las consecuencias de la corrupción y el despilfarro. Chuchaqui, que llaman.

  • andres

    Un artículo construido desde las proclamas, no desde las realidades empíricas. “El gobierno del 1%”. ¿Sabrá la autora quiénes son los mayores aportantes a la campaña de Lenin Moreno? Aparte del estado, claro está, que los correístas piensan que es un apéndice de su partido. Son los mismos grupos económicos, los más grandes del país, que han sido los mayores beneficiarios del boom más enorme de la historia: los Eljuri, Isabelita Noboa, los Deller, los grandes imperios de supermercados, de la construcción y de la agroindustria.

    Y para hacer tragable los “errores” de la “revolución” “ciudadana”, la autora nos llena de eufemismos. “El gobierno de la revolución ciudadana tuvo muchos
    problemas para hacer justicia con los indígenas, las mujeres, los
    pueblos diversos.” No señora, este gobierno ha sido el más racista al menos desde la dictadura. Lo que ocurre en la Amazonía es una colonización violenta en toda regla, como en tiempos del Virrey Toledo (y no me refiero solo a la militarización, sino a esquemas de disciplinamiento y ocupación del territorio como las comunidades del milenio.

    Y ni una palabra aparece de la naturaleza fraudulenta del correísmo. Y aquí me refiero al fraude en el sentido amplio: desde los fraudes propiamente dichos, como el perpetrado en torno a la consulta del Yasuní o la forja de documentos y mapas para justificar su explotación, como la fraudulencia de todo su discurso, sostenido en propaganda y farsas retóricas como cambio de matriz productiva (cuando lo que ha habido es una reprimarización) (www.estudiosecologistas.org/documentos/Cambio_de_Matriz_Productiva_o_la_mayor_estafa.pdf), o la democratización del capital (cuando el beneficio ha sido para los más ricos) (www.cedib.org/wp-content/uploads/2013/06/La_alquimia_de_la_riqueza.pdf) o nuestro ingreso a la era espacial con Pegasso o a la del conocimiento con Yachay. Paja, pura paja.

    Moreno ha sido el cómplice silencioso de todo ese fraude. Solo tragándonos sin masticar ese fraude es que se podría siquiera considerar votar por él.

  • Oscar Raúl Ospina

    Arenga…

  • Juan Sebastián Jaramillo Luna

    No existe un análisis de las propuestas ni de los modelos políticos y económicos que quiere imponer (continuar) Moreno. El mejor argumento para votar por Lenín es que no es Lasso. Además de que en los últimos párrafos hacen mención a que la crisis que se viene de picada, cada vez más rápido, terminará juntando a la sociedad civil. O sea, agradezcamos por la crisis y el mal manejo económico e institucional porque hará que nos partamos el lomo aún más. Qué clase de argumento es ese?

    • Juan Sebastián Jaramillo Luna

      “Un proyecto estadocéntrico es menos viable en un contexto de crisis económica” (i.e Venezuela?) por favor…