Para la segunda vuelta del 2 de abril de 2017, lo primero que debemos preguntarnos es cómo está el Ecuador. Hay dos respuestas evidentes: los que piensan que todo va bien —y votarán al oficialismo— y los que creen que todo va mal —y votarán por la oposición—. Pero hay un tercer grupo: los que piensan que hay cosas que deben ser corregidas y otras que deben ser mantenidas. Si Lenín Moreno llega al poder, sabemos que se mantendrá el modelo económico de los últimos diez años, las leyes aprobadas por una Asamblea donde Alianza País ha sido mayoría, e incluso buena parte del gabinete actual —incluyendo al vicepresidente. También sabemos que es muy poco probable que actos de corrupción o abuso sean investigados, pues hacerlo implicaría auto inculparse. Dicho de otra manera: para quienes creen que hay que corregir cosas en el país, Moreno no es el candidato.

La primera razón para votar por Guillermo Lasso no tiene nada que ver con él: se trata simplemente de alternancia, una de las esencias de la democracia —tener distintas ideas, personas y enfoques permite innovar, enmendar errores, corregir excesos y evidenciar políticas correctas capaces de sobrevivir a un cambio de gobierno. Después de una década en la que hemos visto a ciertos personajes moverse por tres o cuatro ministerios queda claro que cualquier aporte que estas personas pudieran hacer ya fue hecho. Es hora de una renovación. Además, votar por Lasso permitiría devolver al Ecuador hacia un balance democrático de poderes, ya que cuando un mismo partido los controla todos, el abuso se vuelve una práctica común. Según el Consejo Nacional Electoral (CNE), Alianza País tendrá mayoría simple en la Asamblea. ¿Realmente queremos darle 4 años más de control del ejecutivo y legislativo a un solo partido político?

PUBLICIDAD__________________________________________________________________________________________________________________________ _____________________________________________________________________________________________________________________________________

La siguiente razón para votar por Lasso es para iniciar el proceso de fiscalización que no ha existido en Ecuador en los últimos años. La Asamblea renunció a fiscalizar, el Fiscal General es cercano al Presidente, se persiguió a cualquier persona que denunciara irregularidades —la Comisión Anticorrupción, tiene seis procesos judiciales en su contra—, y a una prensa acallada con presiones, juicios y un constante acoso por parte del presidente Rafael Correa. Cuando en un país se genera un entorno como este, los casos de corrupción se multiplican. Al margen de si usted cree en la honestidad de Rafael Correa o Lenín Moreno, la realidad es que sus funcionarios tienen carta libre para corromperse, pues saben que los órganos de control llamados a investigar no lo harán y que, si alguien los denuncia, el presidente y vicepresidente serán los primeros en defenderlos, como hicieron en los casos de Pedro Delgado —de quien Correa dijo que era “un miembro de la clase media” cuando compró una casa de $385 mil en Miami en 2012 — y de Petroecuador.

Guillermo Lasso entiende que el modelo económico de la última década no es sostenible. El modelo económico de Alianza País se basó en un incremento significativo del tamaño y del rol del Estado en la economía: su peso llegó a significar el 44% del PIB en 2014, una cifra considerablemente más alta que la de cualquier país de nuestro entorno. Parte de ese gasto está justificado en mejoras de los servicios públicos e inversiones en infraestructura necesaria, pero otra parte terminó en autos oficiales  — que el ex Ministro de Finanzas Mauricio Pozo calculó en 60,000—, viajes al exterior, instituciones gubernamentales inútiles, infraestructura sobredimensionada o inutilizada —aeropuertos sin uso, una mega refinería que nunca pasó del aplanamiento de tierra, centrales hidroeléctricas a medio construir o ascensores en escuelas de tan solo dos pisos— y como ya dije: corrupción. Este modelo no se puede sostener con un precio del petróleo a cincuenta dólares por barril, tampoco se sostiene endeudándonos, pues tarde o temprano dejan de prestarte o tienes que pagar intereses muy altos como ya está pasando. Dado que Moreno no ha planteado ningún cambio importante en materia económica, tenemos que suponer que está convencido del modelo actual. Eso es un problema.

Habrá quien diga que la opinión de los mercados financieros no debería pesar a la hora de votar. Pero hay que entender que tener un gobierno que mantenga una política fiscal ordenada, y que reduzca la percepción de riesgo de Ecuador internacionalmente, es fundamental para atraer inversiones, lograr crecimiento económico y generar empleo. Desde el martes 21 de febrero en que quedó claro que habría segunda vuelta, el riesgo país de Ecuador — que mide la imagen que tienen los mercados internacionales sobre el país — se redujo en 9%.

A la hora de elegir un presidente hay que entender el momento histórico del país que va a gobernar. A diferencia de algunos votantes de Lasso, yo entiendo por qué Rafael Correa fue electo y reelecto: prometió servicios públicos que funcionen a un país en donde muchos de estos eran vergonzosos, prometió estabilidad política a un país que venía de una década de seis presidentes, y prometió reducir la pobreza y la desigualdad a un país donde ambas abundaban. Sin embargo en el camino de cumplir esas promesas, se creó un Estado enorme e imposible de sostener mientras se reducía el espacio de la sociedad civil, la estabilidad se transformó en autoritarismo y la reducción de pobreza se acompañó de corrupción, derroche y falta de transparencia.

En 2017 el momento histórico del Ecuador es otro, los problemas son distintos y Guillermo Lasso está más cerca que Lenín Moreno de ser una solución. Es Lasso quien ha hablado de devolver el protagonismo a la sociedad civil —instaurando consultas previas vinculantes para explotación petrolera o minera, quitando las limitaciones que ONGs tienen actualmente para operar y derogando el decreto 16 utilizado para sancionar a dirigentes sociales—, es Lasso quien propone eliminar la Ley de Comunicación, es Lasso quien puede en la práctica investigar los casos de corrupción que se han dado en la última década, es Lasso quien estará obligado a llegar a acuerdos con otras fuerzas en la Asamblea para aprobar leyes, y es Lasso quien realmente entiende el rol fundamental que tiene el sector privado en la economía. Nada de esto lo puede hacer Moreno.

PUBLICIDAD__________________________________________________________________________________________________________________________ _____________________________________________________________________________________________________________________________________

Lasso no es el candidato perfecto: es multimillonario, fue parte de uno de los gobiernos más impopulares que ha tenido el Ecuador, y le cuesta conectar con la gente a nivel emocional. Pero no estamos eligiendo al mejor candidato, estamos buscando a quien puede responder a los problemas actuales y Alianza País parece ni siquiera tener claro cuáles son. El trabajo del siguiente gobierno es demostrar que se puede tener un Estado que funcione sin ahogar al sector privado, que se puede dotar de servicios públicos de calidad sin corrupción y derroche, que se puede utilizar mejor los fondos públicos sin afectar a médicos, profesores, policías y demás funcionarios que tienen un rol fundamental en la sociedad, que se puede discrepar sin ser perseguido, que se puede escuchar al otro y quizás hasta ponerse de acuerdo. Guillermo Lasso no fue la opción de muchos quienes votaron por un cambio en la primera vuelta, pero es claramente la mejor opción para conseguirlo este 2 de abril de 2017.

  • César Cedeño

    Lasso es el candidato q rompera con el principio de supremacia civil sobre los militares volviendo al militar retirado al mando del Ministerio de Defensa….bastante reactivara a la sociedad civil al parecer. Pero para ser justo durante diez años hemos tenido puros civiles ineptos al mando de esa cartera de Estado.

    La gran pregunta: que le cuesta a un liberal comp Lasso mantener a un civil a cargo del Ministerio con las calificaciones adecuadas?

    • Juan Alvarado

      Lasso solo es liberal en lo economico.

      • César Cedeño

        Pero no se trata de liberalismo o socialismo: se trata de democracia….hasta de efectividad militar q civiles preparados lideren la defensa nacional.

        • Jose

          A mi francamente me da igual, en Estados Unidos Trump (aunque no es buen ejemplo) nombra militares retirados para esos puestos, en Europa normalmente son civiles aunque algunos países tienen reyes con rango militar lo que yo no entiendo y no estoy de acuerdo.

          • César Cedeño

            El General James Mattis fue nombrado en ese puesto por que tiene retirado mas de 5 años con lo que no necesita el waiver legislativo que hubiera sido necesario para ocupar ese puesto con menos tiempo de retiro. Vale la pena recalcar que Mattis es el segundo militar retirado que ha ocupado el puesto en la historia del Departamento de Defensa despues del General Marshall (primer Secretario y lo ocupo solo el tiempo necesario para entrenar a su deputy civil y que este asuma el cargo). Los paises europeos a los que te refieres en realidad deben ser antiguos satelites sovieticos y muchos ya tienen civiles en los cargos por que ese es un requerimiento, informal o formal no estoy seguro, para membresia en la UE. Pero mas alla de esto, esta el hecho que estadisticamente se ha probado que buenas relaciones civiles-militares (que requieren civiles al mando de establecimiento de defensa) tienen un impacto positivo en las tasas LER (loss exchange ratio) lo que es un indicador de efectividad militar en el campo de batalla. Entonces, no te deberia dar igual si te interesa la efectividad militar de tus soldados. Al contrario creo que deberias esperar que Lasso nombre un civil que SEPA mas no uno como Patiño que es uno de los crimenes de la RC en materia de politica de seguridad y defensa.

          • Fabian P.

            Gozalo Orellana escribe bonito para los neoliberales. Yo mas bien diria porque no se deberia votar por Lasso.Primero, Lasso no entiende la Economia de un país, esto no es lo mismo que manejar un negocio. La economia de un país tiene muchas ramificaciones y el gobierno depende de muchos ministros y y gente que esta en los gabinetes que en Ecuador es muy dificil encontrar gente onrada y que realmente quieran servir al país, una de las estupideses mas tontas es decir, que como presidente recortaria 3 mil millones de dolares y despues dice que aumentaria sueldo a los profesores, aumentaria mas policias y militares ademas de el sueldo, de donde carajo va a sacr dinero si va a recortar 3 mil millones acaso va a poner dinero del su banco? Este Lasso seria peor que el neoliberal de derecha Argentino Macri que en menos de un año ya esta arruinando la economía Argentina.Segundo, Lasso sería un gobierno entreguista enseguida vendria a USA para pedirle consejos como administrar el país.acaso se les olvida que Lasso fue parte de la manada que con Lucio Gutierrez y el economista ortodoxo Mauricio Pozo firmaron la carta de intecion con el FMI aca en USA. Este Fondo Monetario Internacional con sus recetas que nunca funcionaron en America latina y ademas diciendoles a los gobiernos entreguistas de turno como manejar el país y la economía. Porque en Ecuador no deberia ser un militar ministro de defensa? a la diferencia de aca de USA en Ecuador los militares siempre an sido golpistas, los militares aunque esten retirados creen que aun tienen ese autoritatismo y que ellos se merecen todo.Aca en USA ministros de defensa an sido como 6 exmilitares, contrayectoria mas larga William Perry, George Marshal, y James Mattis,estos dos ultimos el congreso de les dio el Waiver para que puedan ser ministros de defensa ya que para ser ministro de defensa se requiere que esten retirados mas de 7 años aca los militares se retiran y no tienen ese pensamiento como los militares ecuatorianos.que se creen que aun pueden destabilisar el país.En Ecuador los militares se han pasado llorando porque un civil les manda a ellos. por ese pensamiento de estos militares en ecuador debria ser ministro de defensa un civil, mas no militar aun cuando fuera retirado. Lo peor es que este tal Andres Paes este corriendo como visepresidente, no les da verguenza a los seguidores de Lasso y Paes tener a este ser humano tan bajo, es un delincuente, vende patria, como un ecuatoriano podria dar su voto por un individuo tan bajo que de pronto le aparce dinero en el bancoy lo peor dice que el banco se equivoco, aqui yo diría, si a los de alianza país les dicen borregos yo diria que los de Lasso son BURROS y con B grande.solo porque quieren el cambio van a votar por gente tan baja, eso es lo que quiren para el país? que sinverguenzas.

    • krilin_sama

      “Lasso es el candidato q rompera con el principio de supremacia civil sobre los militares”
      Eso es muy grave, sería la n+1 ésima razón para no votar por él

      • Jose

        Más importante es la supremacía de los demás poderes sobre el ejecutivo, lo que no ha habido en el correato.

        • krilin_sama

          NO, eso pasaba antes, sacaban al presidente y todo seguía igual

          • Jose

            NO, el Poder Legislativo era superior a todos, por eso sacaban presidentes.

          • krilin_sama

            Por eso el PSC que no representa a nadie sacaba el 30% de la asamblea tenía las cortes controlaba al presidente regalaba el país a las transnacionales y sin ningun costo político

          • Jose

            El correato ha sacado más del 50% de los asambleistas con el 35% de los votos porque el sistema de elección D´Hont es muchísimo peor. Ahora el país está en manos de las transanacionales chinas, canadienses (minería) y los mismos grupos de poder de siempre: Wright, Eljuri, Noboa, Egas, Lasso, etc. con complicidad de los Correa y su pandilla.

          • krilin_sama

            y todo seguía igual

          • Jose

            Pero los corruptos se iban afuera.

          • krilin_sama

            No, solo sacaban al presidente y los corruptos seguían en el poder……

          • Jose

            Al contrario es ahora: salen algunos corruptos de poca monta y el corrupto y corruptor principal sigue en el poder.

  • ninioconbichos

    Buen artículo

  • PROJAS

    “Lasso no es el candidato perfecto: es multimillonario, fue parte de uno de los gobiernos más impopulares que ha tenido el Ecuador, y le cuesta conectar con la gente a nivel emocional. Pero no estamos eligiendo al mejor candidato”. Pero deberiamos eligir al mejor candidato; no al “menos peor”.

    • Jose

      No hay el “mejor” solo el mal menor. Correa y su grupo también fueron parte del gobierno de Mahuad.

  • krilin_sama

    ¿Cúantas veces han visto a Nebot o a algún otro político reconocer sus propios errores? ¿Cuantas veces los han visto disculparse? ¿Cuantas veces criticaron los políticos a sus contratistas por atrasos?
    Correa ha hecho eso algunas veces (a pesar de ser el dictador auritario que dicen)
    La alternancia debe ser por alguien IGUAL DE BUENO O MEJOR, no alguien peor. Como quejarse de la corrupción del actual gobierno cuando te depositan un millón en tu cuenta en un paraiso fiscal.
    A mi no me gusta Nebot, pero es ABSURDO que por la alternancia volver a la alcaldía del PRE

    • Jose

      Correa nunca se ha arrepentido. La corrupción de este gobierno es descomunal.

      • krilin_sama

        Habla serio!!! googlea “Correa se disculpa”

        • Jose

          Hay una gran diferencia entre disculparse y arrepentirse, Correa nunca se arrepiente porque sigue actuando de la misma manera.

  • Nicolás Mora

    Para esta gente, con tal que haya alternancia se puede vender el país al mismisimo diablo pero todo en nombre de la alternancia y democracia.
    No sé cuando GkillCity se volvió fortin de CREO, supongo que la cercanía de los administradores con el status quo Sanpanchence les ata moralmente a publicar este tipo de artículos, con poca argumentación y bastante discurso de oposición.

    • Nicolás Mora

      Sobre todo porque el que redacta el articulo vive ha vivido parte de su vida fuera del país, se puede cuestionar su apreciación sobre la realidad ecuatoriana.

    • Jose

      Pero Nicolas, si ya 10 años el Ecuador estuvo gobernado por el “mismisimo diablo”. Hace falta la alternancia y la democracia y por si a caso yo no creo en “CREO”.

  • Nelson Félix

    LASSO será el presidente complaciente con sus amigos para demostrar su democracia , comprometido al reparto de cuotas de responsabilidad política ( troncha ) para los movimientos que respaldan su candidatura. Favorecerá a los importadores que son pocos con los TLC quebrando a los agricultores pequeña industria y artesanos más desempleo sin contar con los empleados cuando reduzca el tamaño del Estado . No te creo LASSO.