El Ecuador está partido desde la noche del 2 de abril entre quienes creen que Lenín Moreno es el legítimo presidente electo, y quienes creen que la elección presidencial es fraudulenta. Sin las pruebas que demuestren que ha habido fraude es imposible hacer una aseveración de tamaña envergadura, y dar pie a elucubraciones (como las que han circulado en redes sociales en forma de notas de voz, mensajes anónimos e imágenes con datos y hechos no verificados) sería irresponsable. Más aún cuando varios observadores internacionales (como la OEA y la Unasur) han dicho que vieron un proceso sin complicaciones, y que en ulterior instancia no son ellos los llamados a decir si hubo fraude o no. Sin embargo, es indispensable que la alianza CREO-SUMA pueda presentar las objeciones que tengan sobre el escrutinio de la segunda vuelta, no solo ante el organismo competente, el Consejo Nacional Electoral (el CNE), sino ante el país entero. Lenín Moreno dijo que no iba a los debates que le habían propuesto porque quería un país donde primase el diálogo. Esta es la gran oportunidad para tener la primera gran conversación: la de la legitimidad popular de su presidencia. Si alguien debería pública y enérgicamente pedir un reconteo transparente es el binomio Moreno-Glas.

Ha sido una de las campañas más crueles de la historia reciente del Ecuador. Se llevó en muchos momentos con malas mañas, ataques bajos y hasta violencia. Hubo promesas demagógicas de ambos lados que ninguna de las dos candidaturas terminó de explicar, se insistieron en las lógicas del miedo (el continuismo versus el feriado bancario) y al final los ecuatorianos fuimos a votar movidos más por lo que podríamos perder —la infraestructura, los servicios sociales gratuitos, la libertad de prensa, la libre asociación y el derecho a la protesta social— que por lo que podríamos ganar en un gobierno de Alianza País o de CREO. Al final, esa forma de llevar la elección desembocó en la fractura por la mitad que nos tiene hoy moviéndonos de concentración en concentración, de rueda de prensa en rueda de prensa, sin poder bajar la guardia de la reportería ni un solo instante. Una votación tan importante como la de 2017 no puede cerrarse con dudas. La más ligera suspicacia sobre el proceso significará que el paso más importante que debe dar el país en los últimos diez años —cerrar con la omnipresencia de Rafael Correa en el debate público— no se pueda dar. Nos veremos parados al borde del precipicio en que caen los países que viven, discuten y hacen compromisos alrededor de una sola figura. Eso es un riesgo terrible, porque los caudillismos son los gérmenes del falso dilema de creer que los países están construidos por buenos y malos, y no por los grises del disenso y el diálogo constante. Es un peligro inminente porque el problema siempre radicará en quién elige quiénes son los buenos y quiénes son los malos, y las consecuencias sociales de intentar construir sobre esas falsas lógicas.

PUBLICIDAD__________________________________________________________________________________________________________________________ _____________________________________________________________________________________________________________________________________
PUBLICIDAD__________________________________________________________________________________________________________________________ _____________________________________________________________________________________________________________________________________

Otro de los principales interesados en el reconteo debe ser el propio CNE y su presidente, Juan Pablo Pozo. Duramente criticados por el oficialismo y la oposición, el Consejo Nacional Electoral y Pozo deben entender la dimensión de los hechos recientes a la luz de la Historia: ¿cómo quedarán registrados? Calificados de incompetentes y acusados de fraude por Alianza País y CREO en la primera vuelta, esta es una oportunidad irrepetible para dejar claro cuál ha sido el papel que desempeñaron en estas elecciones. Un proceso transparente y constantemente reportado a los ciudadanos será la mejor manera de despejar dudas sobre la obsecuencia (o, en su defecto, la imparcialidad) de la que siempre se ha señalado al CNE de tener a favor del partido de gobierno, Alianza País, que en no pocas ocasiones ha intentado mimetizar partido con Estado. Que el CNE haya aceptado una auditoría a su sistema de cómputo del organismo es un buen paso inicial.
En GK no solemos editorializar demasiado: creemos que el trabajo de nuestros editores y reporteros es dedicarse al reportaje, la crónica, el perfil y la verificación de datos. La opinión (esa forma de escrutinio ciudadano que exige argumentos y datos verificados y no histeria ni falacias) se la dejamos a nuestros colaboradores, que hablan desde todo el espectro político —a veces generando una suerte de cortocircuito en quienes creen que el mundo es solo blanco y negro, y que todo medio tiene detrás un interés partidista. Pero nos parece que en este momento decisivo del país bien vale hacer un comentario, en la línea que de la cobertura que hemos intentado en estas elecciones: ser un cable a tierra en un país polarizado. Si no se transparenta el proceso —pedido que debería ser impulsado tanto por la oposición como por el oficialismo— los resultados carecerán de la legitimidad necesaria para gobernar. Para terminar con la polarización que se vive en el país es necesario saber que las elecciones se hicieron en respeto de la legalidad, si no, seguiremos en un país quebrado y no habrá importado quién gane: nada habrá cambiado en el Ecuador.

  • Javier Torres

    Discrepo con la frase “Si alguien debería pública y enérgicamente pedir un reconteo transparente es el binomio Moreno-Glas.” ya que sería el tradicional caso de Yo te acuso de ladrón y tú debes demostrar que no lo eres; por el contrario, como se expresa Jaime Nebot en su opinión sobre los resultados electorales “El que acusa tiene que probar”… Por otro lado los dos resultados dados a traves del sistema de conteo rápido, el uno de Participación Ciudadana y el otro de la Escuela Politécnica Nacional, coinciden dentro de los márgenes de error aceptables con los datos oficiales divulgados por el CNE, indicando además que estas dos instituciones fueron nombradas por la propia oposición como referentes de transparencia y legalidad en cuanto a resultados, mientras que los exit polls o encuestas a boca de urna (que siguen siendo encuestas, no datos reales) tanto de CEDATOS como de MARKET difieren en 4 puntos o más con relación a los resultados oficiales y a los conteos rápidos, y aquí viene la incongruencia de la oposición, ya que en primera vuelta exigían que se respete la información proporcionada por Participación Ciuadana y el CNE que determinaba que habia segunda vuelta, pero ahora esos mismos actores no reconocen esa misma fuente que determina un ganador… De otra forma estaríamos queriendo decidir quién es ganador en base a encuestas y no en base a resultados reales…

    • Gina Gross

      Ni el CNE ni Moreno ni Glas pedirían el recinto porque saben que existe fraude. Y lo que dice el artículo se refiere a que si tuvieran moral y sabrían que los ciudadanos les dieron el voto mayoritario deberían transparentar el proceso electoral porque no se puede gobernar con tanta duda. QUIEN NADA DEBE NADA TEME.

  • virginia

    Totalmente polarizado este artículo, primero dice que los organismos internacionales certificaron la transparencia del proceso sin mayores contratiempos y luego dice que el binomio Moreno Glass debe pedir el reconteo, absurdo. El reconteo debe estar sustentado en las pruebas que el binomio Lasso Páez presente ante los organismos encargados de decidir si a partir de esas pruebas es necesario el reconteo o no. Un proceso de tal magnitud no debe estar sujeto al capricho, porque ante una victoria de apenas 1 punto, es mucha gente la que estará inconforme con los resultados y es exactamente lo que está sucediendo, lo cual era de esperarse pero de ahí a que el reconteo se haga para que todos y todas queden tranquilas, raya en lo ingenuo y es ilegítimo.

    • Nikita Nipone

      El problema que obvia su comentario es uno muy sencillo: el CNE no tiene ningún miembro que no sea afín al gobierno. Además, como lo muestra este artículo (http://elecciones2017.gkillcity.com/2017/04/04/hubo-fraude-en-las-elecciones-presidenciales-de-ecuador/) lo que se dio a conocer es el resultado del escáner de las actas. No ha habido verificación de las actas físicas. No ha habido revisión de las mismas. Es obvio de que más que transparencia, hay opacidad. Lo que necesita sea quien sea que haya ganado, es legitimidad.

  • krilin_sama

    Hay algo que ustedes NO CONSIDERAN:
    1. Hubo dos EXIT POLL que daban datos diferentes, uno de ellos (CEDATOS) cuestionado por dar datos distorsionados.
    2. El candidato Paez mostraba fotos de papeletas FALSAS para hacer creer que hubo fraude.
    3. Un medio dio por ganador y le puso la banda presidencial a Lasso solo por la encuesta de CEDATOS, si se basan en encuestas ¿por què vota la gente?
    4. La academia, los medios privados (incluídos ustedes, gkill city) CALLAN AL RESPECTO. ¿por què una encuestadora afin a un candidato lo da como ganador cuando los datos reales dicen lo contrario?

    Eso es una forma de PROSTITUIR LA ESTADÌSTICA, y no se hace nada al respecto

    • Hector Chiriboga

      y usted por qué dice que CEDATOS es afín al candidato opositor? sólo por el videíto ese, el del “empleado”que no podía soportar el “engaño”…por esa prueba que luego usa la Alvarado para hacer una denuncia formal ante la fiscalía?
      No se ha dado cuenta de la dimensión de la suciedad de la campaña, que desde el Estado usó todos los recursos a su favor para perjudicar a la candidatura opositora.

      • krilin_sama

        ¿ya? Entonces va a decir que Ecuavisa y Teleamazonas no es afìn a Lasso y Ecuador TV, Gamma y TC no es afin a Correa. Ya pues no somos niños de pecho. Cuando CEDATOS dio ganador a Lasso ya Polibio ya celebraba. Matemáticamente una encuesta no va a fallar con tanto al menos que lo haga deliberadamente, o sea muy mala.

        ¿Recuerda la Estrella de Panamá? los CAPAYA LEAKS Pedro Delgado, etc ¿eso no es campaña sucia? No seamos hipócritas

        • Hector Chiriboga

          mira los videos y di en qué momento lo declaran ganador o dicen fuentes oficiales…por otra parte G. Ribadeneira y El Telegrafo hicieron lo mismo en la primera vuelta (el diario dio portada con Lenin ganador) y nadie dijo nada ni hizo el escándalo que hace ahora correa de manera interesada.

          • krilin_sama

            Buenas tardes. Existe en internet una página que se llama http://www.youtube.com, en esa página puedes buscar vídeos, hay algunos que muestran como Ponoargote felicita a SU nuevo presidente electo y en canal UNO lo llaman “presidente electo”.
            Fijense también que de hecho Lenin Moreno ganó en la primera vuelta tuvo más votos que los otros candidatos

          • krilin_sama

            https://www.youtube.com/watch?v=uAGhfGOfUik en estos 12 minutos no dijeon que estos no son resultados oficiales

  • Jose

    Yo si creo que ganaron pero usando legítima e ilegitimamente todo el poder del estado con cadenas nacionales, inaguraciones, ofertas demagógicas, etc. Además el CNE es totlamente sesgado y tiene muy poca transparencia. ¿Por qué se eliminó la exhibición de la tercera copia del acta? Es muy posible crear actas falsificadas o trucadas por medios informáticos. Por tanto, el conteo voto a voto es lo único que le puede dar legitimidad a Lenin Moreno como presidente. De otra manera es ilegítimo.

  • Henry E. Daminich

    ¿Y que base LEGAL existe en el código de la democracia para la figura del reconteo voto a voto? Las actas les fueron entregadas a AMBAS tiendas politicas, ya se SABIA o se estimaba el resultado final de lo que aconteció. Lo que paso en Ecuavisa y Teleamazonas fue de ripley, saludar como presidente a alguien que ganaba una encuesta (que pudo haber sido hecha con engaños o sesgos, solo el encuestador lo sabrá) en lugar de esperar resultados oficiales para proclamar vencedores. Nadie me lo conto, yo lo vi asi como muchos en TV abierta. Si bien los medios publicos tiene sus sesgo con el Gobierno, ellos SIEMPRE RECALCARON esperar datos oficiales para afirmar o no la posible presidencia de Lenin. Si todo lo que ha hecho la Oposición no es más que una burda mentira, se estaran ahorcando con su propia soga.

  • Alejandro Esteves

    El compromiso de Paez fue desde la 1era vuelta incendiar las calles y generar esta sensación de falta de confianza en las instituciones (CNE). Era obvio que al salir a gritar a los 4 vientos fraude sin prueba alguna, generaría el mismo escenario para la 2da vuelta si no ganaban, y como ya sabían por todos lados que no les alcanzarían los votos para ganar, comenzaron a decir días antes que no aceptarían los resultados de las elecciones. Para ellos la voluntad del pueblo era que ganen, si perdían entonces era Fraude. Una encuestadora de 36 mil muestras (que nadie sabe a que sector social se la hicieron) se toma como oficial para nombrar Presidente? El uso del marketing político es clarísimo… Implantemos la idea de que todo esta podrido y fraudulento así no tengamos pruebas para aprovechar el fastidio a Correa y sacar a la gente enfurecida a las calles a hacer desmanes “en pro de la libertad”, luego la Policía o Fuerzas Armadas tendrán que poner orden como ordena la constitución y habrá enfrentamiento y así lograremos que se vea que esto es como Venezuela… Lo inició Paez en el 2015 en las marchas en Quito y utilizaron la defensa de la Policía Nacional para victimizarse, cuando fueron ellos quienes incitaron a la violencia. Legitimidad? Aunque se cuente voto a voto y gane Lenín seguirán diciendo que Pozo es el compadre de Correa, que la silla de Lenín parece de oro pero es bañada nomás y como decía León “que patatín que patatán”…. Presenten las pruebas del fraude, impugnen, exijan con todo su derecho que se haga el reconteo, pero paren el show mediático y violento en las calles. Ecuador siempre ha sido y será un país de PAZ!