La intolerancia en el Ecuador es irritante, lacerante y purulenta. He abandonado varios grupos de WhatsApp, he divergido frontalmente con familiares y amigos por tildar de pendejos, borregos o burros a todo aquel que piense (o vote) diferente y he optado por auto-prescribirme eliminando también a varios contactos de mis redes sociales por sus discursos tóxicos y destructivos. Los ecuatorianos nos malgastamos unos a otros solo por pensar diferente. La RAE define a la intolerancia como la falta de voluntad a tolerar algo, sin embargo, la definición médica me parece más precisa: dice que es la incapacidad innata o adquirida del organismo para asimilar ciertas cosas que, aunque no resulten tóxicas, producen una reacción alérgica incontrolable.

Esta intolerancia nociva y crónica, obnubilada a veces por clasificaciones al mundial de la selección de fútbol o terremotos, perdura en nuestra sociedad a nivel individual y colectivo. El problema de ahora viene con un momentum propio de una de las elecciones más reñidas de nuestra historia, sumado al veneno de políticos irresponsables que mezclados con las redes sociales conforman una hecatombe civil.

PUBLICIDAD__________________________________________________________________________________________________________________________ _____________________________________________________________________________________________________________________________________

Los últimos años la confrontación, los malentendidos y los odios han sido evidentes, pero no es Rafael Correa per se el que nos “separó” como muchos quieren que creamos, sino la tendencia política adquirida del correísmo y anticorresímo. El odio a todo aquel que milita, luce o piensa diferente ha acompañado nuestra historia desde siempre. La transición del poder político ha sido siempre violenta: desde la insurrección de los republicanos hacia la Corona española, pasando por los asesinatos del Mariscal Sucre o de Eloy Alfaro hasta la no tan lejana eliminación de líderes sociales y políticos,  matanzas colectivas y aquellas nunca olvidadas desapariciones forzadas que tanto daño nos hicieron.

La intolerancia no es propia del Ecuador y su origen, aunque es complejo, ha sido analizado y explicado por varios académicos. “Political Intolerance in the Context of Democratic Theory” establece cuatro factores desencadenantes de la intolerancia: el nivel de autoestima, la inseguridad psicológica, el autoritarismo y la estrechez mental o rigidez psicológica. Si bien estos factores son comportamientos difíciles de identificar, la intolerancia política ha sido claramente identificable entre los actores políticos de turno y actualmente muy visible entre la sociedad ecuatoriana. Esta intolerancia y falta de respeto es evidente: es cuestión de hacer un comentario político en redes sociales o en el lugar equivocado y nos exponemos a improperios y descalificaciones; tu amigo (actualmente tu rival político) te ataca a ti y no debate tu argumento, algo que se conoce como Ad Hominem.

La libertad de expresión es el fundamento para alcanzar una sociedad más justa, libre y democrática, pero en los últimos años las redes sociales se han vuelto tarima pública de muchos ciudadanos donde la libre expresión camuflada muchas veces en el anonimato transforma nuestros pensamientos en un discurso lleno de odio, epítetos, violencia, amenazas, racismo y xenofobia.

Esta batalla no solo está en las calles entre amigos y familiares sino también en los principales medios de comunicación —públicos y privados— donde las directrices claramente obedecen a intereses políticos de ambas partes. Medios —públicos o privados, tradicionales o digitales— han contribuido a generar polémica de una manera tan personal, polarizada y parcializada que lapida todo intento democrático de hacer oposición. Medios privados con claras posturas políticas y aquellos medios incautados son también una plataforma política parcializada que ahonda aún más esta brecha que los ecuatorianos buscamos evitar.  

Jonathan Haidt, autor del libro The Righteous Mind, Why Good People Are Divided by Politics and Religion, dice que las personas no estamos hechas para escuchar y que mientras hablamos, nuestros patrones de activación cerebral indican que buscamos defender el porqué de nuestra postura, mas no el de contribuir a un diálogo o debate saludable y bidireccional. Por ejemplo, en el Ecuador gran parte de los ciudadanos, por A o B razón prefiere defender el  #FueraCorreaFuera ante toda lógica política en vez de luchar por los ideales respetables que van de la mano de una u otra tendencia política. Hasta antes del correísmo la objeción histórica en este país había sido entre la derecha neoliberal y la izquierda socialista, con sustento ideológico y político válido. Antes de Correa salíamos a las calles para protestar por medidas económicas que laceraban nuestro existir. Un ejemplo es la marcha en contra del feriado bancario en Quito que ocurrió al mismo tiempo que la liderada por León Febres Cordero —llamada marcha de los crespones negros— a favor del Banco del Progreso en Guayaquil. Actualmente, la lucha se reduce al dualismo de ser correístas o anticorreístas.

La inmadurez y la apatía política del ecuatoriano es evidente. Un día aquellos forajidos que lucharon en contra de las medidas antipopulares que tumbaron a Lucio Gutiérrez, comparten tarima con él. Otro día aquellos que defienden la equidad de género no dudan un segundo en salir a las calles y gritar “el que no salta es borrego maricón”. Y otro, aquellos que  aplaudieron a la Misión Manuela Espejo como obra positiva irrefutable de Lenín Moreno no dudan en compartir improperios que hacen referencia a su paraplejia. La intolerancia parece estar codificada en nuestros genes, el mismo doctor Jonathan Haidt argumenta que necesitamos fomentar una cultura de “generosidad de espíritu” a través de la cual la gente extienda a su contraparte debatiente el beneficio de la duda en lugar de suponer que existe una sola verdad absoluta y esto se logra con educación, exposición pluricultural y respeto.

Es evidente que el balotaje de segunda vuelta nos ha dejado muchas lecciones. Ha traído desazón y desesperanza para la mitad menos uno de los ecuatorianos y un sentimiento de alegría empañado de autocrítica y re-estructuración política a la mitad más uno. Estos últimos días hemos evidenciado las consecuencias de vivir en un país donde la política se basa en percepciones y no en realidades. Aquellas percepciones empujadas por los nunca exactos “exit-polls” avivadas por actores políticos simulando a los trompeteros de la apocalipsis, por veedores que antitécnicamente proclaman empates técnicos y por acciones impensables y poco atinadas del Estado han caldeado los ánimos de los ecuatorianos.

PUBLICIDAD__________________________________________________________________________________________________________________________ _____________________________________________________________________________________________________________________________________

El malestar, la desazón y la inconformidad de muchos de los ecuatorianos es entendible pero ya es tiempo de regresar a la calma. Todos tenemos familia y amigos que están de uno u otro lado de la contienda electoral, y enfrentarnos unos con otros solo profundiza la polarización y la desunión. Como dijo el coach de football Terry Neill, “El cambio es una puerta que solo puede abrirse desde dentro”.

Fotografía de Agencia Andes bajo licencia CC BY-SA 2.0.

  • Jose

    Obvio que Rafael Correa no se ha inventado la intolerancia como no se ha inventado casi nada, pero es evidente que ha sido un catalizador aventajado por el extraordinario poder que tiene. Por eso, aunque suene contradictorio el grito “Fuera Correa, fuera” es un grito contra el intolerante más grande y por tanto contra la INTOLERANCIA.

    • César Cedeño

      Y esto amigos es un buen ejemplo de una respuesta tautologica……

      • Jose

        ¿Por qué, amigo?

        • César Cedeño

          Por q defiendes Fuera Correa equipatando Correa=Intolerancia sin responder q causa intolerancia. Dado q dices q Correa se ha convertido en un catalizador aun sin crearla. Debo sumir q Correa es variable interveniente. Pero como no tiebes variable independiente y mecanismo causal, al parecer has formado una tautologia entee la variable interveniente y dependiente. Eso e fuera correa fuera comp grito contra la intolerancia.

          • Jose

            Yo esperaba más de Ud. siendo estudiante doctoral en Estados Unidos, pero quizas yo tengo parte de culpa por usar la metáfora de “catalizador” que se debería entender como variable que contribuye a la intolerancia sin ser la causa fundamental. Claramente establecer las variables que intervienen en un fenómeno social es complejo y mucho más el mecanismo causal. Por eso su argumentación es totalmente débil y Ud. dice: “al parecer has formado una tautología”. No señor, no es una tautología, lo único que estoy diciendo es que dado que el gobierno de Correa ha contribuido notablemente al aumento de la intolerancia porque es un personaje intolerante, con extraordinario poder y ejemplo de muchísimos de sus seguidores, su salida total del escenario puede contribuir a la disminución de la intolerancia sin que esta afirmación sea equivalente a asumir que es la única causa.

          • César Cedeño

            La ultima parte de tu parrafo, que el Preside te ha contribuido a la intolerancia es una cosa. Lo que dijiste q abrio el debate es muy distinto y por tu fraseo se formo en efecto una relacion tautologica.

  • Francisco

    Hola Esteban, por favor me podrías explicar por qué afirmas eso de “veedores que anti-técnicamente proclaman empates técnicos”? Dónde estuvo lo anti técnico de esa proclamación?

    • Esteban

      Por qué en el balotaje no existe empate técnico ! Lo correcto sería decir que lenin esta arriba con 0.8% y lasso abajo con tal diferencia y después esperar resultados oficiales ! No lo hicieron caotizaron el país

      • Francisco

        Gracias tu respuesta y la aclaración. No se por qué dices que en balotaje no hay empate técnico. Espero que no sea porque se crea que decir empate técnico es “resultados iguales” para ambos finalistas….. eso es desconocer totalmente su significado! “To close to call” es lo que recomiendan decir los que ya han pasado por estas experiencias para explicarlo mejor o para que sea menos conflictivo decirlo si en una proyección de resultados por conteo rápido, se da una proyección de resultados tan ajustada. El empate técnico que se anunció el 2 de abril es por el traslape que se daba en la proyección de resultados que la muestra dio a cada finalista, al tener que sumar o restar si o si el margen de error del 1%. Para ser más claro lo explico con cifras. Si Moreno tuvo la proyección del 50.8% y Lasso el 49.2%, según la muestra de 1155 juntas (osea casi un 4% del total nacional de las JRV), había un margen de error del 1%. Qué significa eso, que ambos resultados pueden variar hasta 1% ya sea para arriba o para abajo. Es lo que se conoce como “las bandas”. Por tanto Moreno podía llegar hasta el 51.8% (50.8 + 1) o bajar hasta el 49.8% (50.8 – 1). Es obvio decir que lo que suba o baje Moreno tendrá que subir o bajar Lasso en el mismo 1%, es decir que podía llegar hasta un 50.2% (49.2 + 1) o bajar hasta el 48.2% (49.2 – 1). Entonces se ve muy claro que existe un margen de 0.4% en el que hay el traslape entre uno y otro, cuando uno u otro finalista podría tener entre 50.2% y 49.8%. Significa eso que cualquiera puede ganar cuando se den los resultados finales oficiales con el 100% de los votos escrutados. Por eso se anunció empate técnico porque la proyección de los resultados de ese conteo rápido daban ese margen de 0.4% en el que ambos pueden ganar o perder. Más técnicamente no puede ser!! Y decir que por eso caotizaron el país es terrible. La muy mala utilización de lo que es un empate técnico si podría llegar a confundir a muchos. La mala utilización de la proyección de las cifras fue lo que ayudó al malestar. No las cifras ni el anuncio de empate porque era lo que técnicamente correcto había que hacer. Si al poder no le gustó porque no convalidaba sus propias proyecciones ese día (y las vísperas), eso es otro tema. Saludos!

        • Esteban

          Hola Francisco
          Entiendo perfectamente lo que son los números y el
          MArgen de error. Too close to call uniese generado menos
          Conflicto si de decía que con 1% de margen de error gana moreno y que estos resultados
          Pueden variar ! SIN EMBARGO las probabilidades de que eso ocurra eran menores al 10% es decir ! Tenía una certeza que eso no iba a cambiar del 90% ! Fue una desicion política, no técnica ! Me parece terrible la
          Postura de ellos ! No pueden hacer eso !

          • Francisco

            Ok entiendo tu postura, no la comparto pero si, puede pensarse desde varias aristas y discutirse más, algo interesante para quiénes han hecho los manuales de conteos rápidos porque tendrán un interesante caso de estudio y mucho por analizar y escribir. Yo digo que incluso habiendo ese pequeño margen del 10% o hasta menos igual podría darse una variación en el resultado final (es decir otro ganador) y eso es lo que se considera para anunciar un empate. El problema se agrava en contra de Participación Ciudadana porque minutos antes se anuncia el conteo de la Politécnica, qué, curiosamente la metodología y la puesta en práctica del 2 de abril, es “aclarado” por sus autoridades días más tarde. Por qué eso? Rarísimo no crees? Sólo supongamos por un rato si sólo se tenía el Conteo de Participación Ciudadana y nada más? Quizás se hubiese entendido mejor la postura de anunciar el empate? Porque había menos presión política? Sin embargo esa tarde/noche de manera muy extraña se anuncian en redes sociales resultados preliminares de ese conteo al 90% cuando la organización jamás dijo nada de eso!! Y luego se filtra el documento sellado y notarizado que se entregó al CNE. A mi gusto fueron esas cosas y esa manipulación de cifras las que generaron un ambiente extraño y nocivo porque el anuncio de empate no cuadraba con toda esa expectativa creada por la información filtrada y anunciada en redes par de horas antes, mas el resultado del conteo anunciado por el CNE. Entonces claro….cómo es que Participación Ciudadana no dice “lo que es” o lo “sabemos que debe ser y queremos que sea”? Y en vez dice empate? De lejos vemos como un error político, pero con tantos elementos ajenos al trabajo de Participación Ciudadana de ese día, se entiende que no hubo ni mala intención, ni mala fe. Solo un anuncio técnico que luego fue muy mal usado incluso por alguien que trabajo años ahí y que perfectamente sabía que lo que se hizo el 2 de abril era lo que debía hacerse (Omar Simon, hoy asesor de Presidencia en temas electorales) porque no respondía a la necesidad de validar o convalidar ese mimso día una proyección que ellos tenían? Por eso yo digo endosarles la responsabilidad del caos es tenaz y no justifica para nada todo el ataque desde el poder a la organización, a su prestigio y menos a su directora. Ni aunque hayan tenido un error, no justifica esos excesos para nada y mucho menos colocarlos como cómplices de la violencia en calles y anuncios de fraude. Eso si es tenaz e irresponsable!
            Ahora si….estoy seguro que mañana con el reconteo que se hará en el Rumiñahui no va a pasar nada con las cifras oficiales (incluso si hubiesen hecho con el 100% de actas). Si CREO no acepta, es total responsabilidad de ellos y tendrán que responder. Participación Ciudadana hizo lo suyo según el manual de conteo y su trabajo acabó el 2 de abril y punto. Al final se verá que tan cerca o lejos estuvieron sus cifras con las oficiales definitivas y eso es lo que valdrá. El caos es responsabilidad de otros, no de ellos

  • Eva Rodriguez

    El cambio de mentalidad confrontaciónal qué hay en la población solo se logra con educación , respeto y exposición de tesis ; no de improperios y me parece que eso está muy lejos de lograrse

    • Jose

      Y también se lograría con un cambio a un gobierno no confrontacional, algo de lo que tengo muy bajas expectativas con el “licenciado”.

      • Si dependemos de taita gobierno para poner en práctica lo que deberían ser nuestros propios principios como civilización, perdimos de entrada. Es una pena que insistamos en construirnos desde ese paternalismo tan carca.

        • Jose

          Pues debería preguntarles eso, por ejemplo, a aquellos que agredieron a Lasso a la salida del estadio.

          • ¿Qué tengo yo que ver con esa gente? Estoy hablando con usted. Céntrese; no es tan difícil.

          • Jose

            Pues yo estoy hablando en general, no de Ud. ni lo estoy acusando. Es solo un ejemplo de actos de un grupo confrontacional dirigido por un gobierno intolerante.

          • Ah, ok. Es decir que cuando dice “pues debería preguntarles eso, por ejemplo, a aquellos que agredieron a Lasso…”, el sujeto de la oración no soy yo, sino el éter. Entiendo. No estaría mal especificar en cuáles momentos se dirige a mí y en cuáles otros está usted rezando. A modo de cortesía, nada más.

          • Jose

            Es una pena que despues de varios argumentos y contrargumentos no entienda Ud. el punto que no es si estoy “rezando” o no, sino que no se si para Ud. y obviamente no para mi porque no sigo consignas del gobierno, pero para la mayoría de la población, el gobierno es muy importante y por eso ganó Lenin (el “licenciado”) y es verdad eso es “paternalismo” y no debería ser así pero para eso se requiere de un gobierno de espiritu más liberal.
            Amen (para su entendimiento, esto si es un rezo).
            Saludos.

          • ¡Chuta! Es una pena el descuido. Yo reviso y reviso la conversación y no encuentro ni uno de los argumentos y contraargumentos que menciona. O se le cayeron, o la delincuencia ya no respeta ni las opiniones.

          • Jose

            Que pena que no encuentre sus propios contrargumentos.

          • cristian carrillo

            José, nuevamente “argumentado” y “”contrargumentando” contra la confrontación y la intolerancia. No obstante, disminuye y deprecia a Moreno por ser licenciado, no sé que es más patético contradecirse así: sin rubor en las mejillas y sin ningún tipo de decoro, o callarse y proponer solapadamente como mejor opción a un banquero “bachiller”.

          • Jose

            Desde luego el “bachiller” es mejor que el “licenciado” porque es más liberal. El “licenciado” Moreno mismo no ha querido ser llamado así sino “Presidente” cuando ni siquiera había sido proclamado oficialmente. Por tanto, el mismo desprecia su título académico y/o profesional. Eso es lo realmente patetico.

          • cristian carrillo

            ¿Liberal ? ¿en qué sentido? ¿para comprar y vender? ¿para explotar trabajadores y no pagar impuestos? ¿para externalizar costos operativos a través de bancos del barrio?. Lasso en realidad es conservador en muchos temas importantes para la sociedad ecuatoriana digamos: aborto, legalización drogas, matrimonio igualitario, etc. Entonces no es liberal liberal, es un híbrido: para lo econonómico liberal, para lo moral conservador. Por otra parte, decir que no te llamen licenciado, ingeniero o lo que seas no es precisamente despreciar tu título, muchos preferimos nuestros nombres que dicen mucho más que un adjetivo calificativo.

          • Jose

            Pero contestar groseramente a un periodista por llamarle licienciado si es despreciar el título.

  • Gary Cun

    Hay algo que la oposición ha hecho con mucho éxito en Ecuador:
    Cambiar referencias morales de mucha gente, si es a favor de Correa es MALO, si es en contra de Correa es BUENO.
    Así ahorita es bueno mentir, publicar noticias falsas, calumniar, maldecir si es en contra de Correa y es malo si aclaras una noticia falsa puesta a favor del Gobierno.
    El mismo Nebot era un Heroe cuando estaba contra el gobierno pero ahora es un traidor por no apoyar a Lasso en su show de fraude. Lo mismo con Pedro Delgado y CAPAYA

    • Jose

      La oposición ha seguido el mal ejemplo del correato que para citar algunos casos acusa a CEDATOS de mafiosos cuando lo único que se les puede acusar es de hacer un mal trabajo, acusa a la prensa en general de corrupta cuando su gobierno está plagado de corruptos. Por tanto de qué referencias morales estamos hablando?

      • Gary Cun

        Crees que lo de CEDATOS fue un “error de buena fe”?
        Eso del fraude falso fue sembrado hace tiempo, asì lo hicieron en la primera vuelta lo quisieron hacer en la segunda pero no funcionò

        • Jose

          Si CEDATOS cometió un delito hay que demostrarlo.

          • Gary Cun

            Digamos que fue “ERROR DE BUENA FE” (solo supongamos).
            Si en un examen de matemàticas das mal la respuesta, sacas cero. Si un médico en lugar de operar el corazon te opera el hìgado, va preso. si un ingeniero civil te calcula mal un puente o un edificio y este se cae y mata 100 personas va preso.

            ¿por què no una encuestadora que como consecuencia de publicar un dato QUE NO FUE VERDAD, causa disturbios quema de llantas, etc no vaya a ir preso? peor aùn si eso fue prededitado

          • Jose

            Decir que fue la encuestadora la que causó el problema es totalmente aventurado, entonces también deberían ir presos los miembros del CNE que permitieron una campaña sucia donde se usó en forma impúdica todo el poder del estado, ofertas demagógicas de lado y lado, cadenas para resaltar los “logros” del gobierno, insultos y calunmias de los dos lados, etc., etc.
            Por otro lado en la primera vuelta cometieron serios errores no se si de buena o mala fe las encuestadoras:
            OPE y Market tuvieron grandes discrepancias con los resultados finales y especialmente le asignó más de 45% a Moreno. Deberían ir a la carcel también los directivos de OPE? o de Market?
            Véase:
            http://www.calculoelectoral.com/editoriales/editorial_20170302.html

          • Gary Cun

            Otra analogía, digamos que todo fue de buena fe; por jugar dices en una cine Incendio!! pero no hay nadie en el cine y no hay heridos ni sustos, o disparas con un revolver contra latas y no sale nadie dañado. Esa es la diferencia, CEDATOS gritó INCENDIO FALSAMENTE en un cine lleno y estaba jugando Tiro al blanco en un lugar con personas e hirió a gente con las balas.

            Y si el error EVIDENTE de CEDATOS no fue de buena fe? Creo que deben abrir las urnas de la primera vuelta al azar como había propuesto Nebot y Correa.

          • Jose

            Y fue de “buena fe” toda la inacción del CNE con la campaña sucia sobre todo del correato? Y Ud. no dice nada de los errores de OPE y Market en la primera vuelta, sobre todo de OPE que le dió a Moreno el 45%. Y si todo está mal, por qué no abrir todas las urnas de la primera vuelta y de la segunda? Porque hasta el “azar” puede ser manipulado por un CNE al que no le tenemos confianza.

          • Gary Cun

            Depende a que llames campaña sucia: poner hechos históricos como el feriado bancario (cosa que hizo los medios públicos) dar a conocer las propuestas de privatización (que están escritos en el plan de gobierno de GL) o poner como hechos un chisme sin pruebas de un diario extrangero o entrevistar prófugos como si lo que dicen son hechos irrefutables, publicar una telenovela acerca de Chavez, donde se distorsiona su imagen denunciar un fraude que nunca hubo (como hicieron lo medios de oposición)

            En la segunda vuelta se han abierto las urnas y se demostró que Cedatos, se equivocó o mintió. Por eso digo que sería interesante poner en ejecución la propuesta de Nebot y Correa con las urnas de la primera y segunda vuelta para ver quien mintió en la primera

          • Jose

            Pero se ocultaron los nombres de los funcionarios del correato que participaron en el feriado bancario: Falconí Puig, el “gran primo” Delgado, etc y todos los que fueron funcionarios de Mahuad incluyendo Correa.
            Por lo demás es obvio que a los profugos solo se les puede dar el crédito que se merecen y hay que recordar que son ex-funcionarios del correato.
            En cuanto a la novela, es sólo una novela que yo no la veré.

        • Jose

          No será al reves: el CNE tendría planificado un fraude que no fue necesario?

          • Gary Cun

            Ya pues. Estaban todos los ingredientes: Diciendo que era fraude, presentando fotos de encuestas diciendo que son votos, al final ponen un exit poll sospechoso de ser fraudulento (digo sospechoso por que beneficiaba con mucho a los que lo pagaron)

      • andres
    • andres

      ¿No será al revés? Pedro Delgado y a Capaya eran del círculo de íntimos, tenían las mayores responsabilidades del país en temas de petróleo y finanzas, les celebraban su patriotismo y les homenajeaban y defendían en público. Solo ahora que salieron del redil es que “han resultado” delincuentes.

      • Gary Cun

        Delgado y Capaya eran del círculo intimo, pero se le COMPROBÓ la corrupción ahora son enemigos del Gobierno.

        Cuando estaban prófugos y en la clandestinidad era el primo del presidente y parte del gobierno corrupto, pero cuando hablan en contra del Gobierno, son referentes de honestidad y testimonios válidos para la oposición

        • andres

          No. Siguen siendo unos pillos y siguen siendo testigos privilegiados del quehacer del correísmo. Eso les da más valor, no menos, a sus testimonios. Y al decir “valor”, no me refiero a que sean ciertos, pero sí dignos de ser investigados. Aquí dicen, ah, como robaron, archiven nomás estas graves acusaciones.

  • andres

    Quizá sí hay cosas frente a las que deberíamos ser intolerantes, todos: el fraude como estrategia de comunicación y mercadeo político, la corrupción, la persecusión política, el racismo y el genocidio en que suele derivar, el terrorismo de estado, las cortapisas a la libertad de expresión… Talvez si hubiéramos sido intolerantes antes, digamos cuando supimos que el hermano del presidente tenía 700 millones de contratos con el estado, o cuando el presidente, con mentira y parte policial falso de por medio, humilló públicamente a Jaime Guevara, no se hubiera tensado tanto la cuerda.

    Quizá lo que necesitamos es periodistas y analistas que no equiparen como irracionales, desde una autoatribuida superioridad moral y mental, las denuncias de fraude del gobierno (que tiene todo el aparataje para poder hacerlo) con las de la oposición, y que más bien ayuden a comprender las realidades concretas en que se sustentan o no esas denuncias. O que no atribuyan la misma responsabilidad para la actual polarización a una “cultura” difusa y compartida por ambos bandos que a la ética política explícita promovida todos los sábados por el presidente en que los críticos no son opositores sino enemigos a muerte (o traidores, cuando vienen de sus filas).

  • disqus_dOQhJZLe0J

    Creo que más que una simple intolerancia, se trata de personas que están siendo directamente afectadas por las desiciones políticas del país. Lastimosamente, todos estamos en el mismo barco pero pareciera que no queremos ir al mismo lugar. Entiendo que se quiera hablar de intolerancias cuando se trata de religión, estilos de vida o culturas, o quizás hasta de ideales políticos con menor impacto en la sociedad (cultural, social y económicamente hablando)

  • Zulma Díaz

    Ecuador decía antes del correismo “el pueblo unido jamás será vencido” absolutamente todos los ecuatorianos estábamos Unidos, hermanados y solidarios. Por supuesto, que rafael correa ha infundado el odio, por lo tanto este enlace es erróneo. Sólo con ver una de sus absurdas sabatinas se puede observar el odio que genera en la gente, fue él quien comenzó utilizando apodos hacia la gente supuestamente rica “los pelucones” en otra sabatina incitó a la gente que sufrió el terremoto a devolver los atunes, lo que concluyó en una beligerante huelga de personas lanzando atunes… las absurdas sabatinas de correa en las que utiliza un lenguaje vulgar y soez que empuja a los ciudadanos a copiar este tipo de incultura; la estrategia que utilizó correa fue “DIVIDE Y VENCERÁS”. Lo más preocupante es que a nadie le importa los niños y personas que viven en pobreza extrema y dicen que es parte de la cultura, que triste porque eso precisamente es una INCULTURA.

  • Sebastian Real

    Excelente articulo, muy buena exposicion de ideas de manera clara y neutral, digno de leer, gracias por las palabras bien comunicadas.

  • Fernando Insua E.

    Gracias por el artículo. Muy pertinente, hay que seguir en ello.

    Ahora bien, te diriges a personas que:

    1. Podemos acceder con facilidad y constancia a este tipo de medios para opinar.
    2. Participamos de manera constante en este espacio. Eso quiere decir que no difieren/ diferimos mucho de tu postura.

    Por supuesto, todo eso está muy bien, porque ejercitamos la posibilidad de estar de acuerdo o diferir y eso no debe acabar si queremos una democracia saludable.

    Creo, sin embargo, que el problema es más grande (no grave, solo grande, muy grande) e implica salir también de las redes (no abandonarlas, me refiero a trascender este espacio como lo central). Creo que le ponemos demasiado énfasis a un espacio que es menos trascendente de lo que creemos cuando nos movemos fuera del círculo de clase media.

    Veo un escenario interesante en compartir el ejercicio de opinar en nuevos lugares, sobre todo en los sectores urbano marginales y rurales. Se nota que aun demasiada gente se detiene cuando se trata de salir del mundo conocido.

    Tampoco entiendo por qué no hay gente apasionada circulando tanta cosas por compartir y enseñar (pues el ejercicio puede ser más creativo que limitar a formarnos y ejercitarnos en opinar públicamente). Veo muchas posibilidades en simplemente dar forma a espacios de creación y convivencia con personas nuevas. No se requiere ser una ONG o invertir demasiado para ello, simplemente pasión por compartir algo que nos guste y sea útil con algunos amigos capaces de lo mismo.

    Recuerdo con atención y cariño al colectivo Buseta de Papel (pude estar poco cerca de ellos pero siempre los tuve presentes). No entiendo por qué no hay más gente promoviendo cine foros, literatura, teatro, temas ecológicos (tanta falta hace un uso equilibrado en Guayaquil), periodismo!, tantas cosas que se pueden hacer.

    Pensé que esa había sido la ganancia de la modernidad: llegar a ser individuos capaces de ejercer una libertad saludable con otros. Eso implica la capacidad de compartir y promover lo que nos parezca mejor con quien esté interesado. Gente hay.

  • Andres

    Me doy la libertad de compartir mi comentario respecto a la división e intolerancia el día anterior a la segunda vuelta.
    “Al final, amado y odiado Rafael Correa pateó el tablero político del país, en política hizo lo que muchos quisieron haber hecho y lo que muchos jamás hubiesen atrevido. Mañana se elige el camino para los siguientes, 4, 8, 10 años o quizás solo uno, y hay muchos rasgándose las vestiduras quejándose de como estamos divididos, les tengo noticias siempre lo hemos estado, que tenía que llegar Correa a desnudar nuestras más bajas pasiones es otra cosa. Los que de una u otra forma hemos compartido, colegio, estudios, amistad o negocios con la clase media alta o alta del país sabemos cómo se mira despectivamente al negro, al pobre, al que le tocó ir a escuela pública, al que coge bus, al que es hincha del Aucas, al que vive en el Sur, el insulto favorito de las damitas de sociedad es el “indio alzado”. Es solo cuestión de ver la marginación en la que las clases populares vivieron durante décadas, la gente del sur conoce muy bien el norte y los del norte no conocen más allá de la Av. Patria, y ¿por qué? Porque todo estaba concentrado en el norte, instituciones públicas, hospitales, centro financiero, etc. Ser indio o negro en este país es boleto seguro a vivir en la pobreza. Lo único que nos ha unido alguna vez ha sido la selección, triste verdad? La lucha de clases siempre ha existido en la sociedad ecuatoriana, solo que hoy está más viva y latente que nunca. Una sociedad en la que con excepciones contadas con los dedos de la mano, el éxito viene heredado de tu apellido, lugar de estudios, y los amigos de papi. Mientras todos los ecuatorianos al nacer no tengan las mismas oportunidades, cada generación tendrán un Rafael Correa. Al final la historia se encargará de juzgarlo, solo investiguen lo que pensaba la sociedad de 1870 y 1910 de García Moreno y Eloy Alfaro respectivamente. Mañana vaya y vote por quién usted crea mejor pero recuerde que el enemigo no es el del partido contrario, el enemigo está dentro de nuestra sociedad.”

  • soft sweaters

    como se sabe cuando ya est hora de regresar a la calma?